El Ayuntamiento expropiará dos parcelas necesarias para la ampliación de Tabacalera

Edificio en la esquina de María Bandujo con Sebastián Miranda cuya expropiación será autorizada hoy por el gobierno local. /  AINARA ALONSO
Edificio en la esquina de María Bandujo con Sebastián Miranda cuya expropiación será autorizada hoy por el gobierno local. / AINARA ALONSO

La junta de gobierno dará luz verde a la enajenación forzosa de unos edificios anexos en Sebastián Miranda que hacen falta para el proyecto cultural

M. MOROGIJÓN.

El nuevo equipo de gobierno socialista quiere pisar el acelerador con el largamente esperado proyecto cultural para Tabacalera. Después de que la alcaldesa Ana González, durante una reciente visita a la antigua fábrica de tabacos, asegurase que el plan de usos quedaría definido en un plazo máximo de tres meses ahora se da otro paso más en esa misma dirección. En el orden del día de la reunión de la junta de gobierno de hoy va como asunto destacado la propuesta para iniciar la tramitación del proyecto de expropiación de dos parcelas situadas en la calle Escultor Sebastián Miranda necesarias para la ejecución de las obras en el conjunto del antiguo convento de las Agustinas Recoletas en el barrio de Cimavilla. Esas obras son las de desarrollo del proyecto cultural que están programadas inmediatamente después de la fase consolidatoria, iniciada en mayo de 2016 y que tardará más de cuatro años en culminarse por los retrasos e interrupciones que ha habido para adaptar la reforma arquitectónica a los continuos hallazgos arqueológicos.

La enajenación forzosa afecta a dos pequeñas parcelas de sendos edificios en ruinas que se sitúan en el extremo sur-este del solar, en la esquina de Sebastián Miranda con María Bandujo. Al parecer, estos edificios anexos a Tabacalera fueron en su momento un bar y un almacén, pero con los propietarios que heredaron ambas parcelas no fue posible hasta la fecha llegar a un acuerdo económico con el Consistorio. Algo de lo que fue informada de primera mano la regidora socialista por los técnicos municipales en la visita que realizó el pasado 5 de julio.

Para tener alguna referencia los precios que se manejan en la fachada adosada al edificio histórico, en febrero de 2013, en el primero de los mandatos de Foro, el servicio municipal de Patrimonio adquirió otra parcela que el Ayuntamiento tenía previsto expropiar también en la misma calle, de unos 90 metros cuadrados (88 según el catastro y 92,6 por la escritura) y que incluía la denominada Casa de la Esponjadera y la cuadra de planta baja contigua. Pagó el Consistorio 262.740 euros por el inmueble, cifra en la que el dueño tasaba la propiedad y que fue ratificada por el servicio técnico de Urbanismo.

El Consistorio pagó 262.740 euros en 2013 por otra parcela allí de 90 metros cuadrados

Las parcelas cuyo proceso expropiatorio autorizará en su reunión de hoy la junta de gobierno municipal son necesarias para completar uno de los dos nuevos edificios planteados para complementar la oferta cultural de Tabacalera y que estarán comunicados con el conjunto histórico. En concreto, el que se prevé construir para albergar la nueva sede del Festival Internacional de Cine (FICX) y que incluirá un auditorio para proyecciones con una capacidad para 400 personas. En las parcelas que van a ser enajenadas forzosamente se situaría precisamente la mitad del auditorio. También está proyectado un segundo edificio más pequeño en la calle Maximino Marino Fernández destinado a cafetería.

Precisamente la reactivación de las obras de consolidación de Tabacalera fue uno de los primeros asuntos con los que se estrenó la nueva junta de gobierno nada más constituirse el pasado mes de junio.