El Ayuntamiento ve «infundada» la denuncia contra las feministas de Gijón

La querella por delito de odio fue interpuesta por la Generalitat tras unas declaraciones sobre el colectivo trans hechas en la Escuela Rosario Acuña

P. SUÁREZGIJÓN.

«Se trata de algo infundado. Son comentarios sacados de contexto y que forman parte de muchas horas de debate». Así valoraba ayer la directora de Igualdad del Ayuntamiento de Gijón, Goretti Avello, la denuncia interpuesta por la Generalitat de Cataluña contra la Escuela Feminista Rosario Acuña a raíz de las polémicas opiniones sobre el colectivo trans expresadas el pasado mes de julio durante las jornadas anuales que organiza el centro en colaboración con la administración local.

El gobierno catalán considera que los comentarios, los cuales se hicieron virales en todo el país, suponen un delito de odio contra el colectivo aludido, por lo que decidieron querellarse contra el centro organizador de las charlas, en un proceder sobre el que la Fiscalía de Gijón deberá decidir ahora si existen indicios de delito en las citadas declaraciones y si, en definitiva, hay caso. «De momento, en el Ayuntamiento no se ha recibido ninguna notificación, por lo que entiendo que no se han abierto diligencias», aseguró Avello, quien reivindicó la cita como un espacio «de igualdad y debate».

«Si hablar de temas que nos pueden influir como mujeres es un delito de odio... En ningún momento se faltó al respeto a ningún colectivo. En tal caso yo hubiera sido la primera en levantarme e irme», afirmó ayer contundente la presidente de la tertulia feminista Les Comadres, Begoña Piñeiro.

Por su parte, desde la Federación LGTBI insisten en la gravedad de los hechos. «Ahí están los vídeos. No se sacó nada de contexto», defienden.