El Ayuntamiento invertirá en los próximos años 1,6 millones en mejoras para Isabel la Católica

Los concejales de Foro, PP y Vox votan en contra de la modificación presupuestaria propuesta por el equipo de gobierno. / JORGE PETEIRO
Los concejales de Foro, PP y Vox votan en contra de la modificación presupuestaria propuesta por el equipo de gobierno. / JORGE PETEIRO

Hará más profundos los estanques para evitar las algas, revisará todo el arbolado y repondrá la rosaleda, pero no quitará el vallado eléctrico

IVÁN VILLARGIJÓN.

El Ayuntamiento prevé dedicar 1,6 millones de euros en los próximos años -con una primera partida ya en los presupuestos de 2020- a mejoras en el parque de Isabel la Católica. Así lo anunció ayer el concejal de Mantenimiento y Obras Públicas, Olmo Ron, en respuesta a una iniciativa de Ciudadanos en la que el portavoz de este grupo municipal, José Carlos Fernández Sarasola, urgía actuaciones ante el progresivo deterioro de «un emblema de la ciudad que está languideciendo». La propuesta de la formación naranja no salió adelante al oponerse PSOE e IU a algunas de las medidas concretas que reclamaba, si bien Sarasola recordó que únicamente hacían referencia «a problemas que veo como ciudadano» y que lo importante es que el equipo de gobierno se haya comprometido a intervenir en el parque.

Olmo Ron explicó que entre las acciones previstas están la mejora del edificio de oficinas y vestuarios y de los dos más pequeños que se utilizan como almacén. En sus planes, añadió, contemplan también la revisión de todo el arbolado del parque, la recuperación de la rosaleda «ahora inexistente», la reposición íntegra de las protecciones de madera y «una actuación extraordinaria de conservación de los elementos escultóricos, en coordinación con la Fundación Municipal de Cultura».

Los trabajos más complejos serán los que se desarrollen en los estanques. Ciudadanos pedía «limpiar después de 40 años las lagunas y la canal del Molín, donde prácticamente no hay agua, solo algas» y recordaba que aunque en 2017 ya se había contratado una actuación similar, la empresa elegida para ello acabó renunciando «al no ser capaz de hacerlo». Ron señaló, sin embargo, que esa limpieza «puede ser una solución inmediata, pero no soluciona el problema de origen, que es que no hay un caudal suficiente de agua». Para solucionarlo, anotó, «no solo hay que tener en consideración los dos lagos y el final de la canal sino la propia canal aguas arriba». Recordó que existen varios estudios biológicos, geológicos, batimétricos y topográficos «que permitirán la toma de decisiones para realizar las intervenciones necesarias» e indicó de hecho que «la prueba de adecuación de la canal en el tramo situado entre el inicio del Grupo Covadonga y la carretera de Villaviciosa ha permitido determinar el procedimiento constructivo y el coste de la actuación». Ya en el parque, «es preciso aumentar la profundidad de los lagos para controlar la proliferación de algas».

El concejal de Mantenimiento y Obras Públicas descartó la retirada del vallado eléctrico instalado alrededor de los estanques, recordando los ataques que sufrían las aves del parque por parte de nutrias hasta que se adoptó esta solución. «Quitar esa protección sería una irresponsabilidad», aseguró. Rechazó igualmente la propuesta de sustituir la arena de la zona de juegos infantiles por caucho, pues supondría una inversión de medio millón de euros «que habría que renovar cada dos años». Destacó que el suelo de arena «no pierde capacidad de absorción de los impactos, puede tener usos lúdicos y es el más usado en Europa».

En cuanto a otra de las peticiones contenidas en la iniciativa de Ciudadanos, la recuperación de la pista deportiva del parque, Ron apuntó que «sus elementos de juego ocasionaban molestias al Parador, que presentó varias reclamaciones. Pero estamos estudiando alternativas».

Baño prohibido en el río

Por otra parte, en respuesta a una pregunta de Podemos sobre el estado de las aguas de la playa de San Lorenzo y del Piles, el concejal de Medio Ambiente y Movilidad, Aurelio Martín, admitió la «mala situación en la que se encuentran buena parte del río y su desembocadura, que afecta a la playa». Si bien consideró que en la bahía «no se puede hablar en general de contaminación, ya que en todo el verano según los análisis solo hubo un caso concreto de aguas no recomendadas para el baño, que fue el 5 de agosto y en la escalera 12», en lo que respecta a la desembocadura del Piles «sí dimos instrucciones al servicio de salvamento para que prohibiera taxativamente el baño y reforzamos los carteles que lo indicaban».

El Ayuntamiento, anunció Martín, prepara «un estudio de evaluación de las aguas del río para tener un conocimiento exacto de posibles vertidos desde infraestructuras de saneamiento, empresas o entidades. Esos datos se pondrán en conocimiento de la confederación hidrográfica, y si hay vertidos deberán corregirse».

El concejal también avanzó un acuerdo con el Instituto Nacional del Carbón para realizar un estudio de «caracterización petrográfica del carbón que aparece en la playa», trabajo que durará un año y costará 14.000 euros. El Musel, añadió, hará por su parte un estudio sobre dinámicas del litoral que permitirá determinar si los afloramientos en la arena de San Lorenzo proceden de los graneles almacenados en sus muelles. «Se tenía que haber hecho ya», replicó Martín durante su respuesta a un ruego de Foro en el que le reclamaban convocar el nuevo Consejo del Litoral de Gijón y le preguntaban por varias cuestiones relacionadas con el estado de la playa. «Me piden que en 45 días resuelva los problemas que ustedes no solucionaron», les reprochó.

Además, se aprobó una modificación presupuestaria de 1,3 millones de euros para renovar el pavimento de las calles Matemático Pedrayes, Peñalba y Los Andes, reformar la plaza ubicada en la esquina entre Quevedo y Leopoldo Alas, sustituir la grava de las glorietas de Nuevo Roces por césped y árboles, renovar la estructura de la rosaleda del parque de la Fábrica del Gas e instalar 'viseras' en once colegios para evitar accidentes por la caída de cascotes. Foro y PP criticaron que se usara para ello dinero de los programas de empleo, que la concejala de Hacienda, Marina Pineda, dijo que no daba tiempo a gastar al no haber aprobado el anterior equipo de gobierno en tiempo y forma las correspondientes convocatorias.

Solo un asunto salió aprobado por unanimidad, la petición de Cs de hacer pública toda la información municipal a la que obliga la ordenanza de transparencia de 2017.

Más noticias

Temas

Gijón