Balearia comenzará a adaptar cinco de sus barcos al gas natural en noviembre

Balearia comenzará a adaptar cinco de sus barcos al gas natural en noviembre
Adolfo Utor. / JESÚS SIGNES

Su presidente, Adolfo Utor, «satisfecho» por la ayuda comunitaria que permitirá reabrir la autopista del mar

MARCO MENÉNDEZ GIJÓN.

Parece que se van dando pasos en firme para la reapertura de la autopista del mar entre Gijón y Nantes-Saint Nazaire, cerrada desde septiembre de 2014. Ante la reciente subvención comunitaria concedida a la naviera Balearia para cambiar los motores de cinco barcos de diésel a gas natural licuado y así reducir sus emisiones contaminantes especialmente en las operaciones de atraque y desatraque en los puertos, el presidente de la compañía, Adolfo Utor, no ocultó su «satisfacción» y apuntó que «nuestro objetivo es convertirnos a medio plazo en la naviera con la flota más sostenible y ecoeficiente del sector».

Tal es el entusiasmo con el que Balearia ha afrontado este proyecto que en noviembre ya se comenzará trabajar en el cambio del primero de los buques. Será el 'Nápoles' y le seguirán los ro-pax 'Abel Matutes', 'Sicilia', 'Bahama Mama' y 'Martín i Soler'. Uno de estos cinco será el utilizado en la autopista del mar, según las previsiones de la naviera. Estas remotorizaciones se llevarán a cabo de manera paulatina hasta 2021, que es el plazo que la UE ha concedido a la naviera para su desarrollo.

De los quince millones de euros solicitados a los fondos CEF, del programa Conectar Europa, la Comisión Europea -que calificó de «excelente» el proyecto- concedió un total de 11.797.424 euros, el 20% de la inversión prevista por la empresa. Además, la comisión evaluadora de los proyectos apuntó que el de Balearia está listo para su puesta en marcha pues «técnicamente está muy elaborado y su financiación asegurada» gracias al apoyo de tres entidades financieras que ya están preparadas para cubrir el préstamo necesario.

Este proyecto de Balearia, que se complementa con dos 'smartships' propulsados por gas natural licuado que la compañía está construyendo en los astilleros italianos Visentini, se debe a la reciente normativa comunitaria que obliga a que a partir de 2020 las navieras que operan dentro de la UE y en las aguas de la zona económica exclusiva tendrán que usar combustibles con bajo contenido de azufre.

Balearia ha optado por el gas natural licuado, con el que prevé reducir anualmente más de 45.000 toneladas de dióxido de carbono, 4.400 de óxido de nitrógeno y eliminar totalmente las emisiones de azufre y partículas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos