«La bendición de aguas no hizo daño a ningún alcalde», replica Gómez Cuesta

El párroco de San Pedro, en la bendición de las aguas de 2017 junto a Carmen Moriyón. /  D. MORA
El párroco de San Pedro, en la bendición de las aguas de 2017 junto a Carmen Moriyón. / D. MORA

El párroco de San Pedro lamenta el anuncio de Ana González de que no acudirá al acto este año y le pide «empatía»

I. VILLARGIJÓN.

El párroco de San Pedro, Javier Gómez Cuesta, lamentó ayer que la nueva alcaldesa no vaya a estar presente el próximo 29 de junio, sábado, en la tradicional bendición de las aguas por el día de San Pedro, como ayer adelantó la propia Ana González en una entrevista a EL COMERCIO. «Otros alcaldes como Areces y Paz no tuvieron inconveniente en venir, y no les hizo daño. Eran personas liberales y abiertas que disfrutaban con un rito que hay en muchas ciudades litorales y que al margen de su trasfondo religioso también tiene una parte de folclore. La ciudad merece que se conserven sus tradiciones y costumbres», apuntó.

Gómez Cuesta pidió saber distinguir entre las personas, «que pueden pensar libremente y tener las creencias que consideren» e instituciones como el Ayuntamiento, «que son plurales y deben estar por encima de ideologías concretas». Consideró que «no es bueno empezar con líneas rojas» y pidió a la regidora «empatía» con los gijoneses que participan cada año en ese acto. «No es bueno empezar con líneas rojas», indicó. E hizo a modo de ejemplo una comparativa con el Sporting: «aunque no le guste el fútbol, imagino que alguna vez estará en El Molinón como representación institucional».

El párroco, que aseguró que enviará en cualquier caso la invitación habitual a la Alcaldía, destacó por otra parte el carácter simbólico que tiene San Pedro para la ciudad. «Fuera de Gijón es más conocida que el Ayuntamiento. La imagen de la bahía con la iglesia al fondo es una de las estampas más populares de la ciudad, su postal. Y muchos turistas que vienen a Gijón pasan por ella. Supongo que no prohibirá o dirá que no quiere que nosotros hagamos propaganda de Gijón». Recordó finalmente como muestra de que no todo se debe reducir a las creencias personales, el caso del reciente incendio de la catedral de Notre Dame. «¿Se pronunciaron solo los creyentes o toda Francia? Pues si fue así es porque es una institución, y eso está por encima de las personas».

Desde la oposición municipal, el portavoz de Ciudadanos, José Carlos Fernández Sarasola, consideró «un error» la decisión de la alcaldesa y recordó que la bendición de aguas «es un acto que tiene gran tradición en la ciudad y al que han acudido con normalidad otros exalcaldes socialistas». Opinó que el concepto de laicismo «no debe suponer que los representantes públicos no puedan participar en ningún acto religioso» y añadió que ir «es simplemente una señal de cortesía y respeto institucional».

También Foro destacó el carácter tradicional de este rito y recordó que en él participan muchos gijoneses. «Nosotros acudimos siendo gobierno y seguiremos haciéndolo como oposición. Si el PSOE no va, es una decisión que lamentamos», indicó su portavoz municipal, Jesús Martínez Salvador. El del PP, Alberto López-Asenjo, remarcó que citas como esa «trascienden de lo estrictamente religioso» y advirtió de que «quien no respeta a sus tradiciones, no se respeta a sí mismo». Confirmó que tanto él como las dos concejalas de su grupo municipal participarán en la bendición. Una posición similar manifestó el portavoz de Vox, Eladio de la Concha. «La ausencia de la alcaldesa es un error, con independencia de sus creencias religiosas. Hay tradiciones, a veces ligadas con el culto religioso y otras no, y casos señalados como este al que la máxima representación municipal debe acudir».

Municipios laicos

Sí respaldan el anuncio de la alcaldesa los otros dos grupos de la izquierda, que en el pasado mandato promovieron junto al PSOE varias iniciativas plenarias orientadas a la inclusión de Gijón en una red de municipios laicos. «Vemos bien su gesto, sobre todo si tenemos en cuenta que la presencia del PSOE fue una constante en ese acto tanto a través de Paz Fernández Felgueroso como de Vicente Álvarez Areces», apuntó la portavoz de Podemos, Yolanda Huergo, quien reiteró la propuesta de su partido de cambiar como jornada festiva en Gijón el día de San Pedro «sin tradición y con escasa participación ciudadana» por el de San Xuan, «apelando a su arraigo». Aurelio Martín, de IU, consideró que la decisión de la alcaldesa «es coherente».