Braña asegura que aplicará las medidas del plan económico «se apruebe o no»

Ana Braña, en la sala de prensa del Ayuntamiento. /
Ana Braña, en la sala de prensa del Ayuntamiento.

El documento, que ya ha sido remitido al Principado para su estudio, no recibió el visto bueno de la comisión de Hacienda

I. VILLAR GIJÓN.

«La voluntad del equipo de gobierno es aplicar las medidas del plan económico y financiero, se apruebe o no el documento». La concejala de Hacienda, Ana Braña, aseguraba ayer que la más que probable negativa del Pleno a apoyar el documento que debe recoger las previsiones de gasto para 2018 y 2019 -tras haber superado el tope permitido en 2017- no supondrá un impedimento para cumplir con las obligaciones que marca la Ley de Estabilidad. «Nosotros hemos hecho un plan muy detallado que recoge nuestros compromisos, y en el que hay cuestiones que pueden ir cambiando, pero siempre respetando el límite de la regla de gasto», apuntó Braña.

Tras su aprobación el martes en la junta de gobierno, ayer el texto fue sometido a la valoración de la comisión de Hacienda como paso previo a su votación en el Pleno del próximo miércoles. El dictamen de este órgano fue desfavorable, como consecuencia del voto en contra de todos los grupos de la izquierda. La concejala socialista Marina Pineda justificó la negativa de su grupo en que «Foro persiste en su intención de recortar las partidas para empleo, las prestaciones sociales y las inversiones», así como en la falta de voluntad del equipo de gobierno «para negociar nada».

Mario Suárez, portavoz municipal de Xixón Sí Puede, destacó que el documento «no recoge una cuantía suficiente para la renta social municipal, ni el dinero que se necesita en la Empresa de Vivienda para las ayudas al alquiler, ni más dinero para inversiones en colegios, y tampoco prevé aumentar los ingresos por la vía de los impuestos, gravando más a las grandes superficies y las empresas de telefonía».

También la concejala Ana Castaño, de IU, destacó que «si no se incrementan los ingresos vamos a un horizonte en el que no podremos hacer frente ni siquiera al gasto corriente, pero este equipo de gobierno no se atreve a plantear medidas para ello, como el IBI diferenciado». Argumentó además como motivo para votar en contra del plan que «en la práctica, por mucho que diga la concejala de Hacienda, este plan recoge recortes en Servicios Sociales». El portavoz de este mismo grupo, Aurelio Martín, anunció por otra parte que pedirá en el Pleno una aportación extraordinaria a la empresa de Vivienda para incrementar los fondos del programa de ayudas al alquiler, casi agotado a mitad de año «por la chapuza de cambiar las bases sin prever que eso iba a suponer más gasto».

Abstención de PP y C's

En la comisión de Hacienda el plan económico tampoco logró el apoyo de PP ni Ciudadanos, que optaron por la abstención. El portavoz municipal de los populares, Pablo González, consideró que el documento «es un despropósito» y «no soluciona los problemas de base de la ciudad». Criticó en particular que no se acabe con «la escalada brutal del capítulo de gastos de personal» ni se apueste «por inversiones productivas, de las que realmente cren trabajo». Y calificó de «propagandística» la inclusión a última hora de una partida adicional de 1,4 millones de euros para ayudas a fachadas. «¿A quién quieren engañar? Presupuestan seis millones, cuando hay más de 80 concedidos. Han creado una burbuja, concediendo dinero que no saben ni cómo ni cuándo van a pagar», señaló. González advirtió finalmente de que «con este plan lo único que hace Foro es ganar dos años y que el problema la explote al próximo gobierno. Esa será su herencia».

Desde Ciudadanos, José Carlos Fernández Sarasola justificó la abstención de su grupo en su intención de «no obstaculizar la aprobación del plan, dado que se trata de una obligación legal» y en que en su opinión su aprobación corresponde «a los grupos que permitieron que salieran los presupuestos de 2017, cuya ejecución provocó incumplir la regla de gasto. Que asuman ahora su responsabilidad junto al gobierno», dijo en referencia a PP, Xixón Sí Puede e IU.

A la espera de su votación en Pleno, el Ayuntamiento ya ha remitido el plan económico al Principado, administración responsable de tutelar su cumplimiento, «para ganar tiempo y que pueda darnos su visto bueno lo antes posible».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos