Burbujas en armonía

Burbujas en armonía

La novena edición de la cita anual de espumosos de EL COMERCIO vino cargada de actividades y con más gastronomía que nunca

Jessica M. Puga
JESSICA M. PUGAGijón

Burbujas nunca falla. El salón de los vinos espumosos más importante del norte de España, el que cada año organizan EL COMERCIO y la empresa de eventos gastronómicos Gustatio, se mantuvo ayer fiel a su esencia aunque incluyendo varias novedades.

La razón de ser de Burbujas está en servir de escaparate y trampolín a cuantas bebidas burbujeantes hay en el mercado. Los productores y distribuidores lo saben y, por eso, fueron más de una treintena las empresas que quisieron instalar estand propio en los impresionantes espacios de la Hacienda de La Llorea Golf. Los expositores de cavas, champagnes y sidra brut tuvieron una jornada entera para descubrir sus productos a los visitantes, atender a las opiniones de estos y compartir impresiones con compañeros de gremio. Todo, además, coincidiendo con el inicio de la campaña más fuerte de su sector. «Aquí es donde hay que estar a primeros de noviembre, lo sabemos bien porque llevamos viniendo cinco años», apuntaba Pedro Luis Cano, director comercial de Dominio de la Vega.

Él apostaba por innovar en el consumo del cava: «¿Alguna vez ha pensado comer un pote con algo que no sea vino tinto? Pruébelo con nuestro Cuvée Prestige». En su mostrador había «cavas súper gastronómicos», es decir, pensados para consumir más allá de celebraciones concretas. De los viñedos que Dominio de la Vega tiene en Requena (Valencia) salen reserva, los pensados para consumir con jamón, mariscos hervidos y pescados al horno como el pixín, y reservas especiales, estos pensados para degustar con marisco rojo a la plancha y pescados más sabrosos, como el bonito.

La variedad es el mayor atractivo de Burbujas. «Nadie que quiera puede catar ni en un año el abanico de oferta que hay aquí», aseguraba Manuel López, en cuyo mostrador se podía beber tanto champán francés como cavas mediterráneos y continentales. Cuatro en uno y sin moverse del sitio.

Al alcance de todos los visitantes estaban las últimas novedades de gigantes del sector. Estos también ofrecían sus grandes clásicos, botellas que en algunos casos habían cambiado de apariencia o, simplemente, buscaban darse a conocer a nuevos consumidores. Es el caso de Sidra Trabanco y Grupo El Gaitero. El primero acudió con Poma Áurea y Pecado del Paraíso, mientras que el segundo lo hizo con Pomarina y Valle, Ballina y Fernández y presentando en sociedad su Etiqueta Negra con denominación de origen.

Todo tuvo cabida en esta novena edición de Burbujas, no exenta de sorpresas. Una tuvo que ver con el componente gastronómico de la fiesta, pues nunca habían participado tantas empresas de alimentación. Estas ofrecían maridajes perfectos y muy aplaudidos por el público. Entre copa y copa, todos buscaban un receso en el que catar ostras Daniel Sorlut, quesos de Alcares y Rebollín, conservas de Espinaler, sal de garnacha Rodi Gourmet, bacalaos El Barquero y caviar Nacarii, además de ibéricos.

La otra gran novedad, y que también atrajo a buena parte del público, fue la apuesta por desarrollar un minitaller continuo con el que encontrar la copa perfecta. Todo el que pasaba por el estand del Club del Gourmet de El Corte Inglés podía probar sus champagnes (brut, brut rosé y brut blanc de blanc) en tres vasos diferentes. Valoraban el trago en cada uno de ellos tanto gustativa como olfativa y visualmente. «La idea es aportar algo divertido y que el visitante pueda interactuar de otra manera con las bebidas», explica el equipo de comunicación de la marca.

Todo, lo de siempre y lo nuevo, hizo disfrutar a las en torno a mil personas que se pasaron por la Hacienda de La Llorea Golf durante todo el día. Primero lo hicieron los profesionales del sector y a media tarde, el público general; curiosos ambos por catar las propuestas del casi medio centenar de empresas participantes. Burbujas contó con el patrocinio de Audi Asturias y Divertia, y con la colaboración de Cabreiroá, la plataforma Voy a Comer en… y Prendas Laborales San Antonio.

El encuentro con vinos espumosos más importante del norte de España se prolongó hasta bien entrada la noche. Después, se celebró una cena maridaje sobre la historia del cava guiada por representantes de Codorníu. Entre botellas de cava, champagnes, sidra brut y gastronomía variada, el Burbujas 2018 fue redondo.

Temas

Gijón

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos