Un Cabueñes de oro en su 50 aniversario