Las cámaras de vigilancia de Fomento no serán modernizadas hasta 2021

Las cámaras de vigilancia de Fomento no serán modernizadas hasta 2021

El concejal de Seguridad Ciudadana, Esteban Aparicio, liga la instalación a la puesta en marcha de la sala de control en la nueva comisaría

PABLO SUÁREZ GIJÓN.

Las cámaras de seguridad de última generación no estarán disponibles en Gijón hasta 2021. Así lo ha confirmado el concejal de Seguridad Ciudadana, Esteban Aparicio, en declaraciones a EL COMERCIO. «El prometido aumento y modernización de las cámaras de seguridad ubicadas en las zonas más conflictivas de la ciudad está pendiente de la nueva comisaría y la nueva sala de control, por lo que hasta 2021 no entrarán en funcionamiento», aclaró.

Tras la agresión sufrida por Germán hace un año, un hecho que supuso un punto y aparte en la noche gijonesa, y las dificultades para encontrar a los culpables del incidente, fueron muchos los que consideraron que el sistema de seguridad y los operativos desplegados en la ciudad habían dado muestras de ser insuficientes. Por ello, tanto la Policía como el propio Ayuntamiento se pusieron a trabajar en una mejora de estas condiciones que permitiese a Gijón continuar ocupando el lugar de la ciudad más segura del norte de España y una de las más tranquilas del país.

Entre esas medidas destacó el aumento de la presencia policial en zonas con tendencia al conflicto como es el caso del área de Fomento, la mejora del plan de coordinación para actuar ante posibles incidentes nocturnos, o una mayor colaboración entre los porteros de los locales y los propios agentes. Sin embargo, una de las promesas más celebradas fue la realizada por el Ayuntamiento, que se comprometía a aumentar y mejorar las cámaras de videovigilancia en la ciudad, y más concretamente en los puntos habituales de fiesta. Un sistema que, de entrar en vigor, tendría un efecto disuasorio para todo aquel con intención de generar un conflicto, y también ayudaría en la identificación de posibles agresores o delincuentes.

No obstante, ahora el Ayuntamiento retrasa la instalación de este nuevo sistema hasta 2021, al ligarlo directamente a la puesta en marcha de la sala de control de la que dispondrá la nueva Jefatura de la Policía Local, cuyas obras está previsto que comiencen a finales de este año. «Nuestra idea es que en tres años esté todo el sistema instalado. Habrá un incremento considerable de las cámaras, que se modernizarán con todos los avances tecnológicos disponibles en el mercado», aludió Aparicio.

La nueva Jefatura de la Policía Local, cuyo desarrollo corresponderá al arquitecto madrileño Fernando Serrano-Suñer, contará con un presupuesto total de 9.481.000 euros y estará ubicada en los terrenos colindantes con el Palacio de Justicia. Además de un mayor espacio para las dependencias policiales, la nueva sede contará con una sala de control que superará en capacidad a la actual de la calle San José. La idea con esta mejora es que Gijón se consolide como una de las ciudades en las que existe un mayor control por parte de la policía, algo que la haría más segura de lo que ya es. «Las cámaras que tenemos previsto instalar en 2021 son dispositivos capaces de localizar a una persona y seguirla por la calle, con lo que la identificación resultará mucho más sencilla. Puede parecer algo propio de las películas, pero es algo más que real», afirmó el concejal.

Un hecho aislado

Pese a reconocer la conveniencia de mejorar el sistema de videovigilancia urbana, Aparicio considera que incidentes como la agresión a Germán forman parte de acciones puntuales y que para nada resultan comunes en Gijón. «Se trata de algo puntual. Nuestra ciudad sigue siendo una ciudad completamente segura, tal y como reflejan los números de incidentes registrados», declaró.

Con todo ello, el concejal se mostró «feliz» por la mejoría experimentada por Germán, y quiso transmitir «mis mejores deseos», tanto para él como para su familia.

Temas

Gijón
 

Fotos

Vídeos