Los 'Campeones', ejemplo a seguir

Los equipos de baloncesto del colegio de educación especial de Castiello y del Latores, de Oviedo, juntos en el Palacio de Deportes tras el partido amistoso. / FOTOS: LUIS SANTIAGO

Centros de educación especial de Gijón y Oviedo se hermanan con el baloncesto | Alumnos del Castiello y el Latores celebran en el Palacio de Deportes un encuentro de vuelta, sin marcador, en el que todos fueron ganadores

MARLA NIETO GIJÓN.

A reloj corrido, sin marcador y sin mayor competitividad que la necesaria para superarse a sí mismos, alrededor de treinta niños con discapacidades funcionales disputaron ayer la vuelta de un partido de baloncesto amistoso en el Palacio de Deportes, en La Guía. Mitad del colegio de educación especial de Castiello, mitad del Latores, de Oviedo, con los clubes Fodeba y Art-chivo, respectivamente, como instructores, demostraron saber al dedillo las destrezas de este deporte que practican desde septiembre. Ya no solo sobre cuestiones técnicas, sino también en lo relativo a la deportividad y la convivencia.

Hace un mes fue el primer encuentro en Oviedo. El entrenador de Latores, director del Club Art-chivo, Albano Fernández del Castillo, resaltó que «estaban muy ilusionados. No supimos el resultado ni entonces ni ayer, pues todos nos sentimos 'Campeones'. Es una lección para nosotros ver cómo después del partido se ponen a jugar unos con otros, sin importar que no se conozcan. Yo entreno muchos equipos y normalmente es difícil integrar niños nuevos. Sin embargo, ellos desde el primer día lo hacen».

«Se la ve más motivada»

Laura Redondo, de 19 años, tiene una hemiparálisis izquierda de nacimiento que trata mediante rehabilitación en el hospital de Cabueñes. «Ella siempre ha sido de encerrarse en casa con su música y desde que empezó con el baloncesto se la ve más motivada, no tan introvertida y con ganas de apuntarse a todas las actividades. Además, le viene mejor incluso que la terapia que le hacen en el hospital», explicaba su padre, Jorge Redondo.

Por su parte, José Manuel Félix Yoao, de 16 años, a pesar de que hace atletismo desde hace bastante tiempo, aseguró que lo suyo es el baloncesto: «Voy a esperar a los 18 para dedicarme de lleno a este deporte, porque mis padres creen que lo prefiero por diversión y no es así. Quiero ser profesional de ello. El atletismo me gusta, pero disfruto más metiendo canastas».

Temas

Gijón