Carmen Chamizo dará nombre al centro de salud de Montevil

En el centro, Javier Lacasa con Paula y Javier (viudo e hijos de Carmen Chamizo), flanqueados por Marcelo Palacio (SIBI), Santiago García Granda (rector de la Universidad) y Miguel Rodríguez (gerente del Área Sanitaria V), en el Antiguo Instituto. /  JOAQUÍN PAÑEDA
En el centro, Javier Lacasa con Paula y Javier (viudo e hijos de Carmen Chamizo), flanqueados por Marcelo Palacio (SIBI), Santiago García Granda (rector de la Universidad) y Miguel Rodríguez (gerente del Área Sanitaria V), en el Antiguo Instituto. / JOAQUÍN PAÑEDA

El gerente del área sanitaria V anuncia la medida en el homenaje de la SIBIEl testimonio de la hija de la enfermera fallecida en 2016 emociona a compañeros, pacientes y amigos reunidos en el Antiguo Instituto

ÁNGELA RODIL GIJÓN.

La Sociedad Internacional de Bioética (SIBI) rindió ayer un homenaje póstumo a la enfermera Carmen Chamizo en el Centro de Cultura Antiguo Instituto, donde se reunieron familiares, amigos y compañeros, además de autoridades. Fallecida en 2016 a los 58 años, Chamizo trabajó largo tiempo en el centro de salud de Montevil y también fue profesora de la Historia y Filosofía de la Ciencia en Enfermería en la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de Oviedo.

La homenajeada era muy querida por todos los que la conocían, además de ser considerada un referente en su profesión. «Cuando me dijeron hace un año desde SIBI que se iba a llevar a cabo un homenaje a mi madre, empecé a pensar qué podría decir de ella y me di cuenta que no soy capaz de describir quién era, pero tampoco quiero porque habría que elegir palabras y sería limitara y no puedo limitar la esencia de quien era», dijo emocionada Paula Lacasa, hija de la homenajeada. Lacasa consideró que hay «un hilo conductor» que une a todos los que la conocían. «Sé que esto son solo algunas de las historias que mi madre vivió con todos nosotros. A mí me enseñó que hay que ser una persona que lucha sin temor a las heridas», explicó, y pidió que todo lo que la enfermera ha provocado en los que la conocieron, lo compartan y lo regalen, «porque así se conseguirá hacer de este mundo un lugar mejor».

Compañeros de profesión, amigos y familiares, como su viudo, Rafael Lacasa; y su otro hijo, Javier, aplaudieron emocionados las sentidas palabras de Paula. Del mismo modo, Eva Illán, concejala de Bienestar Social, expresó cómo le habría gustado conocer a la homenajeada. También intervinieron Marcelo Palacios, presidente de la SIBI; Santiago García Grande, rector de la Universidad de Oviedo; y Miguel Rodríguez, gerente del Área Sanitaria V. Este último hizo pública la decisión de dar el nombre de Carmen Chamizo al centro de salud de Montevil, atendiendo así la propuesta planteada por compañeros y usuarios del mismo. Ponía de este modo un broche de oro al acto que se cerró con la entrega de una estatuilla y un diploma en honor a los familiares de Chamizo.