«Celebremos a Jovellanos mirando hacia adelante»

Asistentes a la misa, con el presidente y el vicepresidente del Foro Jovellanos en primera fila. / C. SANTOS
Asistentes a la misa, con el presidente y el vicepresidente del Foro Jovellanos en primera fila. / C. SANTOS

Una misa con motivo del 275 aniversario de su nacimiento da inicio al «año jubilar» del prócer gijonés

I. VILLAR GIJÓN.

Medio centenar de personas participaron ayer en la capilla de Nuestra Señora de los Remedios de Cimavilla en una misa de conmemoración del 275 aniversario del nacimiento de Gaspar Melchor de Jovellanos. El acto, religioso «porque él era muy católico», da inicio a un año que el presidente del Foro Jovellanos, Ignacio García-Arango, definió como «una especie de Jubileo para recordar tanto la historia de Jovellanos como lo que él intentaría hacer si siguiese aquí».

García-Arango animó a los gijoneses a «visitar su casa, que es un museo precioso», como una manera de recordar al prócer gijonés. Y confió en que en esta conmemoración «no solo participamos nosotros, sino todos. Desde el Ateneo, que es lo más jovellanista que hay en Gijón, las asociaciones y la Universidad, hacer sinergia todos juntos para festejar a Jovellanos, pero sobre todo mirando hacia adelante, no atrás. Él mismo diría: no me miréis a mí, sino hacia la Asturias de dentro de un año». El presidente del Foro destacó entre las características del ilustrado asturiano «que era muy amante del progreso y de buscar la innovación. Y a diferencia de Adam Smith y otros tenía mucho más sentido histórico, porque se remontaba a toda la historia de España, desde los romanos, y consideraba que los países tienen continuidad, que también es muy importante en una época de ruptura como esta».

El encargado de oficiar la misa de aniversario fue el párroco de San Pedro, Javier Gómez Cuesta, quien señaló que «Jovellanos debiera ser referencia obligatoria en las escuelas de Gijón, porque a nadie se imita mejor que a los hijos de la propia tierra». Durante la homilía, y en referencia a una lectura previa del evangelio en la que el apóstol Bartolomé -antes de conocer a Jesús- se preguntaba si de Nazaret podía salir algo bueno, el párroco indicó que «nosotros podríamos decir, ¿es que de Gijón puede salir algo bueno? Pues salió». En la ceremonia, Gómez Cuesta leyó la copia de la partida de bautismo de Jovino que se conserva en San Pedro -el original se quemó en el incendio de la Guerra Civil- y varios fragmentos de su diario, que coincidían con varios de sus cumpleaños.

También la Real Academia Española destacó ayer en las redes sociales la onomástica, compartiendo el discurso que dio Jovellanos cuando entró en la institución, en 1781.