«Celestino quería matar a Sylvia»

«Celestino quería matar a Sylvia»
Letrados, fiscalía y la abogada del Estado junto al tribunal en el TSJA en Oviedo. / HUGO ÁLVAREZ

Las acusaciones particular y popular, la fiscalía y la abogacía del Estado piden que se revoque la sentencia por homicidio imprudente de la joven

OLAYA SUÁREZ OVIEDO.

Evitó sentarse de nuevo ante un tribunal y encontrarse con la familia de Sylvia Hernández, la que fuese su pareja sentimental, fallecida en marzo de 2016 después de recibir dos cuchilladas. Celestino G. V., en libertad provisional por el delito de homicidio imprudente, no acudió ayer al Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA), donde se celebró la vista de apelación tras la presentación de recursos a la condena de cuatro años de prisión impuesta por la Sección Octava de la Audiencia Provincial tras el juicio celebrado mediante la modalidad de jurado popular.

La fiscal y la abogada del Estado basaron sus respectivas alegaciones en la intención dolosa que supuestamente tuvo el acusado, «quien le provocó a la víctima dos heridas con un cuchillo de 22 centímetros de hoja y no requirió a los servicios sanitarios durante los dos días en los que Sylvia sufrió una hemorragia que le ocasionó la muerte». Solicitaron que sea condenado a 22 años de cárcel, a lo que sumaron diez años más de libertad vigilada.

Las acusaciones particular y popular fueron un paso más allá al pedir que se repita el juicio, «con distinto presidente de la sala y con otros miembros en el jurado popular». Según su criterio, «el veredicto no ha sido debidamente motivado; no alcanza el mínimo exigido porque se hace un relato genérico y no pormenorizado, un corta y pega de los escritos de calificación, sin dar explicaciones a los hechos probados o no probados, lo que imposibilita conocer qué elementos de convicción llevaron a su conclusión». Por ese motivo, creen que hay que repetir el juicio o que, subsidiariamente, Celestino G. V. sea condenado por un delito de asesinato y no de homicidio imprudente.

«Confiamos en que el tribunal, que ahora no es popular, tenga en cuenta todas las pruebas»

El procesado se encuentra en libertad tras cumplir más de dos años de prisión preventiva. Su abogado, que también interpuso un recurso de apelación ante el TSJA, defendió la revocación de la sentencia y que Celestino G. V. sea condenado por un delito de lesiones. «Las heridas no le causaron el fallecimiento, sino el hecho de no haber recibido asistencia sanitaria durante los dos días siguientes, pero por ese motivo no se le puede culpar de la muerte» de Sylvia Hernández, apuntó. Será ahora el tribunal el que decida si revoca la sentencia. Quienes sí estuvieron presentes en la sala fueron los padres de la víctima, Sylvia Hernández, quienes escucharon atentamente las exposiciones. «Confiamos en que ahora el tribunal que no es influenciable como el popular tenga en cuenta todas las pruebas», dijeron.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos