Los centros de salud de Gijón sumarán en un mes cuatro médicos para paliar la falta de efectivos

Adrián Arias, presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos, con María José Cuervo, vocal; Maite Martín, vicepresidenta, y Carmen Vilas, tesorera, antes de entrar a la reunión con la gerente del Área Sanitaria V. / ARNALDO GARCÍA
Adrián Arias, presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos, con María José Cuervo, vocal; Maite Martín, vicepresidenta, y Carmen Vilas, tesorera, antes de entrar a la reunión con la gerente del Área Sanitaria V. / ARNALDO GARCÍA

Los vecinos salen satisfechos de la reunión con la gerencia porque «no contempla la reagrupación» de puntos de atención continuada

LAURA MAYORDOMOGIJÓN.

Los representantes de la Federación de Asociaciones de Vecinos (FAV) de Gijón llegaban ayer al encuentro previsto con la gerente del Área Sanitaria V, Begoña Martínez Argüelles, con un listado de planteamientos para minimizar el impacto que la falta de médicos en las consultas de Atención Primaria está teniendo en la calidad asistencial. Tras hora y cuarto de reunión con la gerente y el responsable de Atención Primaria del área, Iván Pidal Meana, abandonaban el Hospital de Cabueñes, donde tuvo lugar la reunión, «muy satisfechos».

El presidente de la FAV, Adrián Arias, reconocía estar «contento» por la «voluntad de mejorar la planificación» que apreció en la gerente del Área Sanitaria V. Entre las cuestiones más importantes, asegura que Martínez Argüelles les habló de la intención de reforzar las plantillas a corto plazo y les negó la posibilidad de cerrar algunos puntos de atención continuada (PAC) para centralizar las urgencias de tarde en un reducido número de centros de salud. «La reorganización no está sobre la mesa. No lo está ni lo va a estar en el futuro cercano, nos ha dicho», explicó Arias a las puertas del centro hospitalario. En cambio, «se está valorando alguna de las medidas alternativas que nosotros propusimos hace un año, como crear equipos de atención a domicilio», destacó.

En lo que respecta al incremento de plantillas, el planteamiento pasa por incorporar a cuatro médicos de familia para reforzar así las necesidades asistenciales de todo el área. En concreto, explicó Martínez Argüelles a EL COMERCIO, este mismo mes pasará a Atención Primaria un profesional que hasta ahora trabajaban en las urgencias de Cabueñes y otro se reincorporará tras disfrutar de un periodo de excedencia.

Dos, de fuera de Asturias

Además, en octubre se contratará a otras dos personas que en la actualidad están trabajando fuera de Asturias pero que tenían intención de trasladarse a la región. En principio, estos médicos no estarían asignados a un centro de salud en concreto sino que se pretende cubrir con ellos «los huecos que puedan surgir» en la red de Atención Primaria. «Esto aliviará los bloqueos en las citas», valoró Arias.

La calidad asistencial, tal y como se la planteó Martínez Argüelles a los dirigentes de la FAV, mejorará sustancialmente este otoño, cuando se prevé se incorporen al Área Sanitaria V los 22 médicos que le corresponden de la OPE de Atención Primaria celebrada en mayo de 2018. En este sentido, la gerente destacó la importancia de que «se asienten» esas plazas y «se consolide» al personal en un determinado destino.

En el encuentro de ayer entre la gerencia del Área Sanitaria V y los representantes de la FAV -además de Arias estuvieron María José Cuervo, Carmen Vilas y Maite Martín- también se habló de la situación del centro de salud de Nuevo Gijón, Perchera, La Braña que, el lunes de la semana pasada permaneció cerrado por la tarde al quedarse de baja el único médico que debía atender las urgencias en él.

Cartel en la puerta

«Nos ha dicho que es poco probable que eso vuelva a ocurrir en el futuro y se ha comprometido a que, en caso de suceder, siempre quede un administrativo para dar información de forma presencial a los usuarios. Incluso que haya personal de enfermería». El hecho de que los vecinos de estas zonas se enterasen por un cartel pegado a la puerta del centro de salud de que tenían que acudir al de Puerta de la Villa molestó al movimiento vecinal.

Al hilo de este episodio, Martínez Argüelles les hizo ver que es algo que este año «solo» ha ocurrido en tres ocasiones, cifra que no considera alarmante teniendo en cuenta que son 1.670 las tardes en que se ha prestado el servicio de atención continuada en ese mismo periodo de tiempo.