Los centros de FP del Mar y de Veranes dan el primer paso para crear un 'campus' marítimo

Manuel Capellán, Indalecio Estrada y Laureano Lourido, en el acto de entrega de certificados. /  C. SANTOS
Manuel Capellán, Indalecio Estrada y Laureano Lourido, en el acto de entrega de certificados. / C. SANTOS

Firmaron un convenio que, junto a la Escuela de Marina Civil, permite obtener los títulos de la Organización Marítima Internacional

MARCO MENÉNDEZGIJÓN.

La Organización Marítima Internacional (OMI) ha endurecido los requisitos formativos para el acceso a las profesiones relacionadas con la mar. Gijón está decidido a mantenerse a la cabeza de Europa en este tipo de formación y para ello el Centro Integrado de Formación Profesional del Mar y el Centro Jovellanos, de Veranes, han firmado un convenio que permitirá, junto a la Escuela de Marina Civil, que tanto el profesorado como las instalaciones cumplan esas exigentes condiciones internacionales, lo que beneficiará a los alumnos de las tres instituciones «y a aquellas personas de los sectores profesionales que tienen que obtener los títulos de la OMI», según explicó el director del CIFP del Mar, Indalecio Estrada.

Gijón será el único lugar de España y de los pocos de Europa en los que se cumplan estas exigencias, configurando una especie de 'campus' del entorno marítimo, pero no dependiente exclusivamente de la Universidad, sino que estará integrado además por el Estado (Centro Jovellanos) y el Principado (CIFP).

Obligatorio

Estrada indicó que el centro que dirige «tiene la ventaja de que integra todas las enseñanzas y tiene una capacidad de gestión ágil y autónoma». Con el paso dado ahora, «todos nuestros alumnos pasarán por Veranes y tendrán los requisitos exigidos por la OMI. Es algo obligado. Esta idea queremos aprovecharla con la Universidad, pero también podemos ofrecerla al resto de instituciones y empresas del sector, como pueden ser las tripulaciones de megayates, renovar las titulaciones de las capitanías marítimas, etcétera».

Pero estas instituciones no estarán solas, pues también se pretende involucrar a la denominada 'milla marítima del conocimiento', es decir, la Autoridad Portuaria de Gijón, el Oceanográfico y las empresas portuarias, entre otros estamentos. Indalecio Estrada tiene claro que «todos aportamos. El elemento esencial es que no se trata de una institución universitaria en sí misma, sino que la Universidad forma parte de un entorno más amplio en el que el eje central lo conforman las titulaciones que se imparten».

Para que esta idea saliera adelante, las tres instituciones involucradas tuvieron que superar una inspección de la Agencia Europea de Seguridad Marítima y que dio como resultado que «el conjunto del profesorado y de las instalaciones permiten ofrecer a personas y empresas este tipo de formación», apuntó Estrada.

Próximos pasos

A partir de ahora será imprescindible la implicación institucional, tanto por parte del Ayuntamiento de Gijón como del Principado de Asturias. El director del CIFP del Mar confía en ello, no en vano la nueva alcaldesa, Ana González, fue quien creó en centro de Formación Profesional a partir de la antigua Escuela Náutico-Pesquera, en sus tiempos como consejera de Educación. Pero la Administración regional también tendrá mucho que decir, pues sería necesario el apoyo de las consejerías de Educación y de Empleo. Indalecio Estrada espera que también respalden este 'campus' marítimo los diferentes partidos representados en la Junta General del Principado y los agentes sociales, con cuyos representantes ya ha tenido conversaciones al respecto.

Del análisis por parte de todos los implicados deberá surgir un instrumento de funcionamiento. «Quizá el modelo pueda ser como el de la Milla del Conocimiento», reflexionó el director del CIFP. Pero este último engranaje no se podrá poner en marcha hasta que no se haya formado el nuevo Gobierno asturiano.

Entre tanto, el centro que dirige Estrada está recibiendo numerosas peticiones para recibir formación de profesionales y empresas no solo de España, sino también de países como Francia e Italia. Pero lo que una cosa tienen clara desde estos centros formativos es la importancia de la colaboración de las empresas del sector y una prueba de ello es la formación que se ofrece en materia de estiba y en el que se han involucrado plenamente entidades como EBHISA, Alvargonzález, Marítima del Principado, Consignaciones Asturianas, la Terminal de Contenedores de Gijón, Actividades Generales Portuaria, Grúas Roxu, Bergé Marítima o Sagep, entre otras. Eso es algo que incluso reconocen las autoridades educativas del Principado, que ya apostaron por este modelo de colaboración público-privada antes incluso de que la normativa exigiera unos requisitos más rígidos a este tipo de formación.

Ahora, falta que solo eche a andar la maquinaria administrativa del Gobierno asturiano para que este 'campus' del ámbito marítimo sea una realidad. Existe la oferta formativa y una amplia demanda por parte de alumnos y profesionales que han de renovar sus titulaciones, por lo que son pocos los pasos que quedan para situar a Gijón a cabeza de Europa en una materia en la que siempre se demostró pionera.

Más