Ciudadanos se opone a que los inspectores de Emulsa puedan impulsar sanciones

I. VILLAR GIJÓN.

El coordinador local de Ciudadanos, Rubén Pérez Carcedo, manifestó ayer el rechazo de su partido a que los inspectores cívicos de Emulsa puedan iniciar expedientes sancionadores contra los ciudadanos que incumplan la normativa sobre basuras. Entiende que esta tarea compete a funcionarios y policías locales e indicó por ello que «su labor debe ser otra, más centrada en la formación y la sensibilización de la ciudadanía. La potestad sancionadora generaría inseguridad jurídica, como pasó con la ORA».

Suprimir la referencia a esa labor es una de las 53 enmiendas presentadas por su grupo a la ordenanza de residuos, actualmente en tramitación. Otras contemplan el carácter obligatorio de la recogida de cartón puerta a puerta para los comercios, «que muchas veces colmatan los contenedores pensados para un uso doméstico», la posibilidad de que ONGs recojan muebles para su reutilización, la instalación de «minipuntos limpios o puntos limpios móviles» para facilitar el depósito de pequeños residuos como pilas, permitir sustituir las multas por «prestaciones ambientales o acciones de formación y sensibilización».