«Los coches eléctricos no son la solución para la movilidad sostenible»

EVA FANJULGIJÓN.

El fundador de la campaña 30 días en Bici, Carlos Rodríguez, advierte de la extendida confusión «entre movilidad sostenible y tecnología» y señala que los vehículos eléctricos «son una solución energética, no medioambiental».

-¿Qué supone la llegada de los coches eléctricos a la ciudad?

-Muchas veces cuando se habla de movilidad sostenible se refiere solo a novedades tecnológicas como los coches eléctricos, los autónomos, las smartcity o ciudades inteligentes. Esto nos son soluciones para la ciudad sino nuevas fuentes de negocio para mantener un status quo que no funciona.

-¿A qué se refiere?

-A que los coches eléctricos siguen siendo eso, coches, que continúan ocupando el 70% del espacio en la ciudad y haciendo el 30% de los desplazamientos. Es decir un vehículo eléctrico ocupa, pesa lo mismo y mata de la misma manera. No son la solución para la movilidad sostenible sino para el problema de la energía.

-Pero ¿se supone que no emiten gases y contaminan menos?

-Sí, contaminan menos pero siguen contaminando de todas formas. Hay que tener en cuenta que la emisión de gases de combustión supone un 60% de la contaminación que provoca el tráfico, pero el otro 40% de las emisiones contaminantes vienen por el desgaste de neumáticos y frenos.

-¿Cómo se produce?

-Pues al rodar, las ruedas y frenos sueltan partículas. Después, el flujo del tráfico levanta estas partículas del suelo, con lo que hace que estén siempre suspendidas en el aire. Por otro lado, no creo que ni las ciudades ni la propia red eléctrica estén preparadas para hacer frente a la demanda de energía que supone la flota de coches eléctricos que se está anunciando. De hecho, ya hay informes que advierten de ello.