Al colegio, en bicicleta

Alumnos del colegio Lloréu en una excursión en bicicleta al Botánico hace dos años. /  AURELIO FLÓREZ
Alumnos del colegio Lloréu en una excursión en bicicleta al Botánico hace dos años. / AURELIO FLÓREZ

Los institutos Mata Jove y Piles lideran una campaña para animar a profesores y alumnos a usar la bici para ir a clase

O. ESTEBAN GIJÓN.

Ellos ya lo están aplicando y quieren que el resto de la comunidad educativa de Gijón lo copie. Los institutos de Educación Secundaria Mata Jove y Piles, junto a otros centros educativos, lideran una iniciativa que tratará de convencer especialmente a los docentes sobre las bondades de la bici para llegar hasta el colegio y el instituto. Además de predicar con el ejemplo, han decidido convertir su experiencia en una formación reglada. 'La bicicleta para una educación vial, saludable y sostenible' es el título del curso que ha programado el Centro del Profesorado y de Recursos de Gijón-Oriente, que arranca esta misma semana y al que se han inscrito una treintena de profesores.

Los objetivos: sensibilizar sobre movilidad sostenible y conocer cuestiones de educación vial y aprender a impartir esas nociones a los alumnos.

El curso incluye el diseño de circuitos para llegar a los centros e incluso se hablará de la experiencia de los bancos de bicis, que algunos institutos ya tienen en marcha. Eso, además de aprender «mecánica básica» de la bici, «ruedas, frenos, cambios, uso, mantenimiento y ajustes básicos». Por eso, entre otras cosas, se ha solicitado a los docentes que participen que acudan con sus propias bicis. Porque pondrán lo aprendido en práctica y recorrerán los circuitos que diseñen. El curso será impartido por Óscar Fernández de la Vega y Francisco Flórez de la Sierra. Explica el director del Centro del Profesorado que un grupo de profesores, todos del área de Educación Física, propusieron y prepararon esta formación. Lo que pretendían era «compartir lo que ellos ya están haciendo», es decir, usando y promoviendo entre el alumnado el uso de la bici como medio de transporte. El IES Piles recogió su iniciativa en un vídeo muy claro. En el año 2016, un 73% de su alumnado acudía al centro en coche, moto o autobús, es decir, con sistemas que estaban «contribuyendo a la contaminación». Porque la iniciativa no trata solo de centrarse en la parte de vida activa y saludable, sino también de una forma muy especial en la movilidad sostenible. En aquel curso, en el IES solo había unas 15 bicis diarias. Con su campaña '¡Al Piles, en bici!', consiguieron llegar a más de 70 en solo un año. A lo largo de la experiencia se logró que el número de ciclistas habituales del centro pasara del 7 al 20%. Parte del éxito se debe al diseño de los Caminos Escolares, rutas fijas, con voluntarios y horarios de paso.

Son ellos, por lo tanto, los que mejor pueden enseñar cómo convencer al claustro y a los alumnos para usar la bici y cómo hacerlo de forma segura en un entorno urbano. El curso se desarrollará en cinco sesiones.