Las compras con la tarjeta de la renta social superan los tres millones de euros

La propietaria de un establecimiento coloca en el escaparate la pegatina que acredita su adhesión a la renta social municipal. /DANIEL MORA
La propietaria de un establecimiento coloca en el escaparate la pegatina que acredita su adhesión a la renta social municipal. / DANIEL MORA

La nueva convocatoria, para la que hay 2,2 millones, reservará una línea a «paliar la pobreza energética» al no haber ya ayudas a la luz y el gas

I. VILLAR GIJÓN.

Los beneficiarios de las dos convocatorias de la renta social municipal celebradas en 2017 ya han gastado más de tres millones de euros en compras en el comercio local, según los últimos datos de los que disponen la Fundación Municipal de Servicios Sociales y la Unión de Comerciantes. Esto supone, en números redondos, el 60% de los aproximadamente cinco millones de euros aprobados en ayudas. La Fundación Municipal de Servicios Sociales trabaja ya en las bases para una nueva convocatoria, que podría aprobarse en un mes.

Mientras se conocen las condiciones que se pondrán a los nuevos solicitantes, el debate gira en torno a la dotación del programa para el presente ejercicio. En la reunión de la junta rectora de Servicios Sociales celebrada esta semana se cifró en 1,6 millones de euros los fondos disponibles, después de que, a través de una resolución de la Presidencia, se hubiera llevado adelante sin consultar a la oposición una modificación de la prórroga por la cual se trasladaron 550.000 euros de la partida correspondiente a la renta social a la de ayuda a domicilio, que no contaba con dotación suficiente para atender los compromisos adquiridos. Ahora, no obstante, se han iniciado los trámites para restituir al programa esos 550.000 euros, con cargo al remanente de tesorería.

Ante la imposibilidad de aumentar una partida previamente reducida, se recurre para ello a crear una nueva aplicación presupuestaria identificada como 'renta social-ayudas para energía', apuntando que «dado que ya no se dispone del plan de choque (aprobado en 2015) para poder abonar ayudas energéticas (para el pago de la luz y el gas)» en la próxima convocatoria de la renta social se incluirá una línea específica «para paliar la pobreza energética de las familias».

«Perdidos en su laberinto»

La concejala Estefanía Puente, de Xixón Sí Puede, critica que con esta operación «Foro se pierde en su propio laberinto» y reclama claridad sobre cuál será la partida definitiva para la próxima convocatoria de la renta social, tras la que quedaría pendiente otra para septiembre «que tiene que contar con una dotación adecuada». Su grupo municipal se abstuvo en la votación en la junta rectora de esta modificación presupuestaria, que aún debe pasar por la comisión de Hacienda y por el Pleno. De hecho, solo Foro votó a favor.

En contra lo hizo IU, según explicó ayer la concejala Ana Castaño porque esta operación es una muestra de que «en la práctica ya han llegado los recortes». Destacó a este respecto que en 2017 la partida inicial para la renta social municipal fue de 3,2 millones de euros, incrementada después con remanentes. Aparte hubo 1,2 millones para ayudas energéticas. «Este año, todo suma 2,2 millones. Sabemos que hay problemas, pero el Ayuntamiento debe establecer prioridades. Y para nosotros, la prioridad es el gasto social», apuntó la edil.

Temas

Gijón

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos