Las concejalas de Podemos se abstendrán en el pleno de investidura de Gijón

Yolanda Huergo, Laura Tuero y Alba González./
Yolanda Huergo, Laura Tuero y Alba González.

La formación morada justifica su posición en «el desinterés del PSOE por una verdadera mayoría progresista»

Iván Villar
IVÁN VILLARGijón

Las tres concejalas que resultaron elegidas el 26 de mayo por Podemos-Equo para la nueva Corporación municipal -Yolanda Huergo, Laura Tuero y Alba González- se abstendrán en la votación que tendrá lugar el sábado para nombrar como alcaldesa de Gijón a la socialista Ana González. Así lo comunicó esta tarde la coalición, después de que el PSOE les emplazara «para julio» para analizar las propuestas contenidas en el decálogo que la asamblea de Podemos fijó la semana pasada como condición para apoyar a la candidata socialista.

«Nos hubiera gustado que la respuesta concretara los asuntos en los que estamos y no estamos de acuerdo con más detalle y tener posibilidad real de trabajarlos antes del pleno. Pero ante el desinterés del PSOE por una verdadera mayoría progresista en la ciudad, a partir del lunes dedicaremos toda nuestra energía a trabajar por las políticas que necesitan todas las vecinas y vecinos de Gijón«, apuntó quien con toda probabilidad será portavoz del grupo municipal, Yolanda Huergo.

Más información

El decálogo presentado por Podemos contenía medidas como la continuidad de la renta social municipal, la limitación de sueldos de los concejales y la alcaldesa, la disolución de Divertia o la implantación de un tipo más elevado del IBI para las propiedades de uso no residencial con un valor patrimonial superior al millón de euros. Tras su reunión de este martes con IU, en la que ambas fuerzas pactaron una declaración política como base para negociar después de la investidura un programa conjunto para los próximos cuatro años, sin descartar la posibilidad de un gobierno de coalición, Ana González indicó que prefería analizar las medidas presentadas por Podemos «con calma». Destacó además que no es necesario alcanzar ningún acuerdo con la formación morada de cara a su nombramiento como alcaldesa, para el que le bastan los votos de los 11 concejales socialistas, a los que se sumará el del único edil de IU.