Condón 'Prestosu' por San Valentín

Mesa del Conseyu de Mocedá en el Jovellanos. / PALOMA UCHA
Mesa del Conseyu de Mocedá en el Jovellanos. / PALOMA UCHA

El Conseyu de Mocedá repartió unos 1.300 preservativos entre los alumnos del IES Jovellanos, Fernández Vallín y Doña Jimena | El Día Europeo de la Salud Sexual llevó información y consejos a los institutos

AIDA COLLADO

'Prestosu', el condón asturiano. Pulseras con la leyenda 'Mocedá ensin machismu'. Chapas con un clarísimo mensaje impreso: Quiérome. Cajas de DiversiPro 10 mg -con apariencia de medicamento-, contra la LGTBfobia, que incluyen un preservativo, un sobre de lubricante, caramelos con forma de grageas «contra este trastorno mental» y con un prospecto, que es el que realmente cura y promueve la diversidad. Cientos de folletos sobre la tolerancia cero con las agresiones sexistas, sobre 'Todo lo que siempre quiso saber sobre métodos anticonceptivos para poder elegir uno a su medida', guías de salud para mujeres lesbianas y bisexuales, decálogos de sexo seguro y sobre las infecciones de transmisión sexual. Todo ello llenaba las mesas que el grupo de salud e igualdad del Conseyu de Mocedá montó ayer en los institutos Jovellanos, Fernández Vallín y Doña Jimena, con motivo del Día Europeo de la Salud Sexual y Reproductiva que se celebra, al igual que San Valentín, el 14 de febrero, aunque su objetivo sea precisamente desmontar algunos de los falsos mitos del amor romántico.

En total, una docena de personas repartieron unos 300 preservativos de nombre 'Prestosu', 900 más sin asturianizar, un centenar de cajas DiversiPro, tarjetas sobre el servicio aSexora y sobre todo mucha, muchísima información. Que, a pesar de lo que pueda parecer, sigue haciendo falta. «Acaba de salir una norma que establece de forma obligatoria la educación sexual, pero por el momento, seguimos educándonos sexualmente a través de otros medios: los amigos, internet, pelis porno... Y el resultado lo vemos en las noticias, con casos como el de la Manada», explicó la presidenta del Conseyu, Aridane Cuevas, desde el patio del IES Jovellanos, donde alertó de la sobreinformación.

Revertir esta situación es una tarea compartida. «Ni todo recae en la escuela ni todo recae en casa. No todas las familias están formadas, por lo que toda la sociedad debería seguir el mismo camino», apostilló Cuevas.

Temas

Gijón