Construido por Álvarez y Baztán en el año 1970

La presa de San Andrés de los Tacones, en el río Aboño, pertenece a ArcelorMittal. Es obra de A. Álvarez y J. A. Baztán y las obras finalizaron el 31 de diciembre de 1970. Se trata de una presa realizada con materiales sueltos y una pantalla asfáltica que alcanza una altura de 22 metros desde los cimientos y tiene una longitud de 434 metros. Solo dispone de un desagüe y un aliviadero que es capaz de descargar 185 metros cúbicos por segundo. El embalse ocupa una superficie de 54 hectáreas y tiene capacidad para retener 4,1 hectómetros cúbicos de agua.

A esta infraestructura llegan las aguas de una cuenca que ocupa 37,5 kilómetros cuadrados, con una aportación media anual de 15.600 hectómetros cúbicos de agua. Se ubicación hace que sea una habitual zona de descanso de aves migratorias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos