Los vecinos exigen mejoras en el sínter y ampliar el estudio de polución del aire

Los vecinos exigen mejoras en el sínter y ampliar el estudio de polución del aire
Reunión de convivencia de vecinos en el parque de El Lauredal. / T. H.

La FAV considera que el informe que achaca a Arcelor el problema de El Lauredal pone en cuestión «todo plan que se centre en el tráfico»

RAMÓN MUÑIZ GIJÓN.

El 58% de las micropartículas de tipo PM10 que flotan en el parque de El Lauredal salieron de una siderúrgica, mientras en la parroquia de Monteana la fuente principal de esta contaminación la aportan las quemas de rastrojos, causantes de un 35% de estos compuestos. Así lo revela un estudio realizado por la consultora Envira, por encargo del Principado, y que tomó muestras durante cuatro meses, algo que, según matizan los autores, impide extrapolar los resultados a lo que sucede el resto del año.

Destacando esas limitaciones, la administración regional está divulgando en su web la investigación, lo que ha contrariado a ArcelorMittal. La multinacional entiende que el informe «no es concluyente», debido a que se realizó en pocos meses, con lo que entiende son escasas muestras, y arrojando datos que tacha de incoherentes. Por este motivo la empresa prepara su propio informe.

La Federación de Asociaciones de Vecinos de la Zona Urbana de Gijón (FAV) coincide en que «es chocante que la principal causa en Monteana sea la quema de biomasa». Su presidente, Adrián Arias respalda que el Principado amplíe el informe para averiguar lo que ocurre «en verano, cuando los vientos predominantes son distintos a los de otoño, que es los que cogió este trabajo». Con todo, el portavoz vecinal considera que los más de 200 folios de estudio para cada uno de los enclaves «aportan información que debe ser tenida en cuenta y corrobora muchos años de lucha de los vecinos y ecologistas».

En la FAV muestran su disgusto con la reacción de Arcelor al mismo. «No se puede volver al negacionismo, es cierto que el informe es de unos meses pero no se puede minusvalorar lo ocurrido en ellos», apunta Arias. El activista reconoce los esfuerzos de la multinacional por hacer que su producción sea cada vez más limpia, y anima a que «sigan en esa línea, porque una empresa que invierte en su lugar no deslocaliza el empleo».

«Que ofrezca más datos»

«Es curioso que asuman compromisos de calado como la reforma del sínter, que este informe refuerza y hace urgente, y luego vuelvan a minusvalorar el asunto», recrimina. Desde la FAV sugieren a la compañía que «siga invirtiendo, sea más transparente y ofrezca todos sus datos».

Otra de las consecuencias del estudio sería, a juicio de Adrián Arias, que «cuestiona el protocolo anticontaminación recién aprobado por el Principado». Con los datos sobre la mesa «todo plan que se centra en medidas contra el vehículo o el uso de las calefacciones corre el riesgo de no ser efectivo, pues no está ahí la principal fuente contaminante».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos