El 72% de los corredores, sin mascarilla

La norma obliga a llevarla si no se puede guardar la distancia de metro y medio, salvo necesidad de «aporte adicional elevado de oxígeno»

Corredor sin mascarilla rodeado de paseantes con ella, en el paseo del Muro. / FOTOS: ARNALDO GARCÍA
Corredor sin mascarilla rodeado de paseantes con ella, en el paseo del Muro. / FOTOS: ARNALDO GARCÍA
R. MUÑIZ / N. VIVAR GIJÓN.

Una nueva polémica se ha instalado en el Muro y enfrenta a peatones y a buena parte de los corredores. Los primeros llevan mascarilla para evitar contagios y una multa de 100 euros. Entre los deportistas los hay que la guardan o colocan en el codo, y corren entre los demás. ¿Es razonable? ¿Vulnera las normativa?

EL COMERCIO ha recabado datos del asunto. Se escogieron cuatro días de cielos despejados y temperaturas de entre 14 y 19 grados. En cada jornada, durante quince minutos se registró la cantidad de corredores con y sin mascarilla, y el volumen de paseantes. La operación se repitió en horarios y puntos distintos para tener una muestra más completa. El conteo se practicó sobre el paseo tradicional, que presenta una mayor proporción de caminantes que el 'cascayu'.

Los resultados fueron homogéneos: los corredores sin mascarilla eran la norma y los que la llevaban la excepción. El promedio fue que un 72% de deportistas evitan la mascarilla al pasar por el Muro. Dio igual si había muchos caminantes o pocos, que se mirara a las zonas más angostas o a las más amplias. En la escalera 14 por ejemplo, el día 10, a partir de las 20.35 horas, se anotó el paso de 255 peatones, nueve corredores con mascarilla y 17 sin. Parte de quienes llegaban desde el Kilometrín sin mascarilla al ver la elevada ocupación sí optaban por continuar la carrera por el 'cascayu' para mantener las distancias.

La normativa suscitó preguntas ante las cuales el Principado emitió una aclaración el pasado día 6: «El uso de las mascarillas será obligatorio cuando no se pueda asegurar la distancia de 1,5 metros, excepto en las circunstancias que exijan un aporte adicional elevado de oxígeno».

A esa última coletilla se agarran algunos 'runners'. Más allá de la cuestión legal, el Ministerio de Sanidad tiene publicado en su web un estudio de Javier del Águila, especialista en Salud Pública, que recuerda que la distancia de metro y medio para prevenir contagios por gotas respiratorias se calculó para situaciones de conversación normal. El trabajo insiste en que al correr se dispersan más, por lo que recomienda a los deportistas mantener una distancia de 4,5 a 10 metros con el resto; algo no siempre posible en el Muro.

Más

Temas

El Muro