Cuatro meses de cárcel por tirar de la cama a su madre

El condenado, a la entrada del Palacio de Justicia. / L. SANTIAGO
El condenado, a la entrada del Palacio de Justicia. / L. SANTIAGO

Al acusado, de 30 años, se le impone también una orden de alejamiento de su progenitora, según el acuerdo con la fiscalía

P. SUÁREZ GIJÓN.

El hombre de 30 años que tiró a su madre violentamente de la cama tras una discusión fue ayer condenado a cuatro meses de cárcel y un año y cuatro meses de alejamiento a doscientos metros de su progenitora. Pese a que la Fiscalía reclamaba una pena ocho meses de prisión, estos fueron finalmente reducidos a la mitad después de que el acusado llegase a un acuerdo con el propio Ministerio Público.

Según el Fiscal, el condenado tiró a su madre, de 60 años, de una cama al suelo con violencia y de forma súbita debido a que la mujer no quería seguir discutiendo con él. Según recoge el escrito de acusación, sobre las doce horas del 16 de enero de 2019, al llegar al domicilio familiar, en Gijón, el acusado, de 30 años, inició una discusión con su madre, con la que convive. Como la mujer no quería seguir discutiendo con su hijo, se fue a su habitación y se acostó encima de la cama.

No obstante, el acusado, al cabo de unos momentos, abrió la puerta del cuarto con la intención de continuar los reproches y como la mujer no le hizo caso y siguió acostada dándole la espalda, de forma súbita, sin previo aviso y cogiendo a su madre totalmente desprevenida, levantó con virulencia el colchón. Esto provocó la inevitable caída de la mujer al suelo, lo cual le conllevó a la víctima diversas contusiones.

El acusado deberá también hacerse cargo de los costes sanitarios derivados de lo ocurrido. Por su parte, la orden de alejamiento incluye el domicilio de la progenitora, su lugar de trabajo o lugares por ella frecuentados así como la comunicación por cualquier medio.