«La DGT debería regular el uso de los patinetes con una normativa estatal»

Carlos Rodríguez, en el estacionamiento para bicicletas situado junto a la plaza Mayor. / DAMIÁN ARIENZA
Carlos Rodríguez, en el estacionamiento para bicicletas situado junto a la plaza Mayor. / DAMIÁN ARIENZA

El experto en movilidad sostenible insiste en la necesidad de mejorar el carril bici porque resulta «insuficiente y está mal diseñado»

EVA FANJULGIJÓN.

Hacer de la ciudad un lugar «más amable y saludable». Este es el reto que persigue desde hace décadas Carlos Rodríguez González (Gijón, 1967) y que le impulsó a crear el proyecto 30 Días en Bici hace seis años. Su campaña de ámbito nacional promueve el uso de la bicicleta en más de 60 ciudades. Aunque estudió Empresariales y Marketing, Rodríguez se especializó después en movilidad sostenible y ha participado en la redacción del Plan Integral de Movilidad Sostenible y Segura de Gijón, la Ley de Transporte Sostenible del Principado y del Plan Estratégico Estatal de la Bicicleta, invitado por la DGT. Tras años de activismo social, saltó a la política en los últimos comicios municipales con Podemos Xixón.

-Usted lleva décadas recorriendo Gijón en bicicleta. ¿Cuándo comenzó a reivindicar su uso?

-Pues hace mucho, incluso antes de ser activista yo ya me movía en bici. Cuando tenía unos veinte años iba con mi pandilla a Cimavilla en bici por la noche. Éramos los únicos y nos miraban raro. Ahora, vas a la plaza de la Corrada y no hay dónde dejar la bici. Muchos se han sumado.

-¿A qué se debe este cambio?

-Es una cuestión multifactorial. Andar en bici se ha puesto de moda, lo que ha hecho que la gente la utilice, sobre todo para el verano y el ocio. También, hay un cambio de mentalidad en los jóvenes respecto a los valores y estilos de vida que les impulsa a buscar formas alternativas al coche para moverse. Sin olvidar que en tiempos de crisis, muchas personas optaron por la bicicleta por motivos económicos. En estos años, además, la red de carriles bici ha aumentado y eso ha hecho que la gente se anime.

-Hablando de modas. ¿Urge regular el uso del patinete eléctrico?

-A ver, aquí hay que usar el sentido común. No veo mal que utilicen el carril bici, por alguna parte tienen que circular. Creo que lo ideal es que la DGT sea la que regule su uso y el de otros vehículos similares con una normativa común para todo el país. A mí lo que me preocupa es que este tipo de movilidad afecta a la salud pública ya que no exige actividad física y fomenta el sedentarismo.

-¿Sigue siendo Gijón una ciudad idónea para desplazarse en bici?

-Sí, por supuesto. Sus dimensiones y orografía la hacen perfecta para ello y asequible a cualquier persona. Puede cruzarse de punta a punta a ritmo tranquilo en poco más de media hora.Además, hay muchas calles de un solo carril, no tiene grandes autopistas urbanas y la velocidad no es muy alta, pero hay muchas cosas que mejorar.Ahora mismo el carril bici es insuficiente, desconectado y mal diseñado.

-¿Por qué? ¿Qué es lo que falta?

-Por ejemplo, en El Muro. Debería haberse hecho más ancho, pero no se hizo porque alguien dijo que era suficiente y la experiencia de los usuarios constata que es estrechísimo. Podría haber sido el doble de ancho o hacerlo unidireccional, a los dos lados de la vía. Después, buena parte de la red está subida a las aceras, algo que inaceptable desde los parámetros de movilidad sostenible, porque al final sacas las bicis de la carretera y reduces el espacio de los peatones no el de los coches.

-¿Tiene solución?

-Hay que cambiar la visión 'cochista' de la ciudad que tienen los que diseñan las infraestructuras. La prioridad es conciliar todas las opciones de movilidad teniendo en cuenta las características de la ciudad. En avenidas como Constitución, que haya un carril amplio. En el centro, donde hay calles estrechas en las que no hay espacio para meter el carril bici, diseñar vías compartidas. Por eso es imperativo que la velocidad sea de 30 en ciudad y crear ejes peatonales y ciclistas alternativos para la seguridad y la convivencia.

-Habla usted de desconexión...

-Sí, hay varias líneas desconectadas entre ellas y algunas que mueren en un punto y no dejan seguir. Esto pasa en la avenida del Llano a la altura de Los Fresnos, el carril se acaba ahí y no se puede llegar al centro. También hay que comunicar con carril bici zonas como los polígonos industriales así como con el transporte público. Faltan aparcamientos seguros para bicicletas. Esta red se diseñó solo para el ocio y el paseo, no para cubrir las necesidades de la gente que va a trabajar o estudiar.

-¿Ve factible otra reforma?

-Pues no lo sé. La nueva concejalía de Movilidad y Medio Ambiente plantea en principio un cambio conceptual en este sentido. Habrá que esperar a ver cómo se plantea. Yo lo que pediría es que contaran con los agentes y organizaciones que defienden la movilidad sostenible.

Más información