El decano de Educación lamenta el retraso en la creación del grado de Deporte en Gijón

La vicerrectora de Acción Transversal y Cooperación con la Empresa, Eugenia Suárez; el consejero de Educación, Genaro Alonso; la directora del Máster, Henar Pérez; y Juan Carlos San Pedro, ayer, durante la presentación del Máster en Formación del Profesorado. / HUGO ÁLVAREZ
La vicerrectora de Acción Transversal y Cooperación con la Empresa, Eugenia Suárez; el consejero de Educación, Genaro Alonso; la directora del Máster, Henar Pérez; y Juan Carlos San Pedro, ayer, durante la presentación del Máster en Formación del Profesorado. / HUGO ÁLVAREZ

«Estamos muy desanimados. Los plazos van pasando y temo que hasta el curso 2020-2021 no se ponga en marcha»

EUGENIA GARCÍA GIJÓN.

El rector pidió calma para trabajar «de forma tranquila y sosegada» en su implantación, pero el Grado de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, por el que pugnan los campus de Mieres, Gijón y, desde agosto, Oviedo, causa tal expectación que el sosiego de Santiago García Granda genera más bien desánimo entre las sedes aspirantes. Así lo aseguró el decano de la Facultad de Educación, Juan Carlos San Pedro, quien defiende que la propuesta de implantar el grado en Gijón es «la más adecuada». «Nosotros hemos hecho nuestro trabajo al poner en manos del Rectorado toda la información necesaria y hacer valer nuestra propuesta. Pero seguimos esperando, y estamos muy desanimados por los tiempos de este proceso».

Ahora que todas las opciones están sobre la mesa, «la pelota está en el tejado del Rectorado». Pero éste no está actuando con la agilidad deseada. «Vemos que los plazos van pasando y lo que podría haber sido un grado que empezara este año ya no lo hará hasta el siguiente, y me temo que hablemos incluso del curso 2020-2021». Independientemente de que haya otras opciones, la representada por San Pedro, que plantea llevar el grueso de la docencia al campus de Gijón utilizando aulas de la Universidad Laboral, tiene «carácter público y académico». «La solidez y el aval científico que esta Facultad puede darle a la titulación ha sido también reconocida por el resto de propuestas», destacó el decano.

La pugna por lograr el grado de Deporte comenzó a principios del curso pasado, cuando la Facultad de Educación y la Facultad Padre Ossó, centro privado adscrito, plantearon sendas propuestas de implantación. «En un principio diseñamos un grado lo más barato y ajustado posible», relató San Pedro, «pero una vez se presentaron propuestas más ambiciosas y quedó claro que la discusión pasaba por la calidad, el terreno en el que más cómodos estamos, pasamos a elaborar un proyecto mucho más sólido».

El Ayuntamiento de Gijón entró en escena el pasado enero. «Se comenzó a hablar de una posible participación externa e, incluso, apoyo financiero por parte de entidades privadas» para la implantación de la titulación. La Facultad del Profesorado buscó entonces un aval que respaldase su proyecto y Gijón explicitó su interés en forma de una «propuesta en firme» que ponía a disposición de los estudios aulas e instalaciones deportivas y contaba con la colaboración de las entidades deportivas de la ciudad. Además, el consistorio gijonés se comprometió a ampliar la partida económica recogida en el convenio con la Universidad, 524.000 euros anuales, en un millón de euros durante cuatro años para habilitar o mejorar las instalaciones que fueran necesarias. «No acudimos a Mieres ni a Oviedo porque no dieron un paso adelante, como sí lo hizo Gijón».

No obstante, que el grado arranque su andadura en el campus de la Laboral no tiene por qué significar que no pueda, con los años, crecer hacia otras sedes. «No es una novedad que las titulaciones se desarrollen en distintos campus. Las cosas empiezan de una manera pero a lo largo de los años pueden cambiar, evolucionar y, en definitiva, mejorar». Como muestra de la potencial transformación de los estudios , un botón: «El grado de INEF en León comenzó en los bajos del Ayuntamiento».

En opinión del decano, «Asturias presenta unas posibilidades amplísimas de desarrollo para una titulación como esta ». Y partiría con ventaja respecto a otras comunidades que ya lo imparten. «Tenemos mucho profesorado vinculado a la investigación en los ámbitos de salud, envejecimiento, educación y otras cuestiones relacionadas con ese posible grado, aunque haya que contratar. Contamos con múltiples instalaciones deportivas de muy buen nivel, tanto en Gijón como en Oviedo o Mieres». Asimismo, a pesar de que el que hasta ahora no se haya contemplado seriamente la impartición del grado de Deporte «nos perjudica en muchos aspectos, también nos beneficia en otros». «Podemos empezar de cero, hacer una titulación completamente innovadora a la medida de las necesidades de la región, que tenga en cuenta aspectos como el deporte femenino o el envejecimiento de la población y carezca de las ataduras que otras universidades tienen para continuar con tradiciones académicas que pretenden continuar con determinadas líneas de investigación».

Más información

«Cuanto antes»

A principios de mes, García Granda reconocía en Mieres el «inesperado retraso» en el desarrollo de los estudios. Esperaba tener listo el plan docente antes del comienzo del curso, pero ahora lo retrasa a la primavera. Para Juan Carlos San Pedro, «el grado es muy importante para Asturias» y urge ponerlo en marcha «cuanto antes». No le valen al decano las justificaciones del rector, que se desmarca de las prisas alegando que una comisión directora y otra técnica ya trabajan en el diseño de la titulación. Desde la Facultad del Profesorado quieren que la maquinaria burocrática, cuyo primer paso es la presentación de la memoria a la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA), eche a andar.

«No entiendo a qué se refiere cuando dice que 'se está trabajando, porque el trabajo ya está hecho y las propuestas, presentadas. La memoria correspondiente a los posibles estudios en Gijón, elaborada desde los departamentos y áreas implicadas, está en manos del Rectorado. Es posible que haya que juzgar y tomar ciertas determinaciones, pero dilatar la decisión no va a aportar nada». En el caso de que el Rectorado se decante por las de carácter privado, pide «que se apueste claramente por ellas». «Y si se juzga más interesante la nuestra, que comiencen a implantarla».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos