«Dejar alcaldes fuera del Área Metropolitana solo se explica por las fobias partidistas»

Carmen Moriyón y Marcelino Gutiérrez, director de EL COMERCIO, durante la charla en el Club de Regatas. / DAMIÁN ARIENZA
Carmen Moriyón y Marcelino Gutiérrez, director de EL COMERCIO, durante la charla en el Club de Regatas. / DAMIÁN ARIENZA

Moriyón tilda de «capricho del Principado» no contar con Llanera, Noreña, Corvera y Castrillón | La alcaldesa apoya la entrada en servicio de la regasificadora de El Musel para una «descarbonización gradual»

MARCO MENÉNDEZ

La alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón, hizo ayer un repaso a sus ocho años al frente del Ayuntamiento y que a finales de mayo culminará con su paso a la política regional. En un acto organizado por EL COMERCIO y celebrado en el Real Club Astur de Regatas, la regidora hizo un repaso pormenorizado a todos los aspectos de la vida municipal, incluidos los relacionados con la intermunicipalidad, como el proyecto del Área Metropolitana de Asturias, recientemente lanzado. En una nota explicó que «la decisión caprichosa del Principado de dejar fuera a los ayuntamientos con alcaldes no afectos a Javier Fernández no puede sostenerse seriamente» y apuntó que «solo se explica para dar rienda suelta a las fobias partidistas de sus promotores. El interés de Asturias está por encima de las personas». Por eso, en su intervención reivindicó la inclusión en este proyecto de los municipios de Llanera, Noreña, Corvera y Castrillón, ya que, en caso contrario, el Área Metropolitana sería «un archipiélago disperso con enormes dificultades para solucionar los problemas de comunicación y coordinación de servicios más elementales».

Más información

Eso sí, Moriyón tiene claro el futuro que tiene este proyecto y, por lo tanto, «queremos estar ahí, lo tenemos muy claro». Y es que agradeció el cambio de titular en la consejería de Infraestructuras, lo que favoreció que los municipios no perdieran competencias: «Con Lastra ya nos tienen en cuenta y se respetan las competencias municipales».

Pero el proyecto metropolitano se ha encontrado con un problema inesperado, como fue el rechazo del Ayuntamiento de Oviedo. Según la regidora, «el debate se ha contaminado en las últimas semanas por la proximidad de las elecciones». De todas formas, se mostró convencida de que en sucesivas legislaturas se incorporarán más municipios al proyecto «porque necesitamos esa cooperación, pues el Área Metropolitana supone el 15% del territorio y el 80% de la población asturiana».

Un asunto que preocupa a la alcaldesa de Gijón es el futuro de aquellas infraestructuras paralizadas por procesos judiciales. Y habló específicamente de la depuradora del Este y de la planta regasificadora de El Musel. Reconoció que esa situación «es un pesar mío, por la impotencia que sientes cuando un proceso está judicializado y no puedes hacer nada».

De cualquier modo, la regasificadora es fundamental dentro de la política energética de Foro Asturias y Carmen Moriyón defendió su entrada en servicio porque «estamos en contra de la descarbonización exprés y apostamos porque sea gradual, consensuada con los agentes sociales y con unos plazos más amplios. Para acometer esa transición sería muy necesaria la regasificadora de El Musel», remarcó.

Aire y aguas de baño

En relación con esa descarbonización y la mejoras medioambientales para la ciudad, Moriyón recordó que «el Ayuntamiento no tiene competencias en la calidad de las aguas de baño ni en la del aire, pero nuestro compromiso es máximo». Sobre las primera, explicó que fue en 2009 cuando se autorizó el sistema de alivios al río Piles, pero apuntó que «con el pozo de tormentas del parque de los Hermanos Castro y el colector de La Camocha, disminuirán los alivios al Piles cuando haya lluvias excepcionales».

También se mostró preocupada por la calidad del aire de las partículas PM10, si bien «teníamos claro que la pieza fundamental para disminuirlas era el cambio del filtro del sínter de Arcelor. Tenemos una relación con la empresa excepcional y logramos su compromiso de acometer una inversión de 30 millones de euros para cambiar los filtros. Pero, mientras llegan, poco más podemos hacer», reconoció. Eso sí, aseguró que se potenciaron las inspecciones en empresas «y las cifras mejoraron. Dejamos de incumplir los 35 días que como máximo permite la ley sobrepasar los niveles. Eso lo logramos gracias al Plan de Calidad del Aire y la colaboración entre administraciones y con las empresas».

Tabacalera

En su balance de gestión, la alcaldesa también habló sin ambages de asuntos que desde fuera del Ayuntamiento aparenta que no van bien. Uno de ellos es el proyecto del edificio de Tabacalera. «Hay retraso en las obras, es cierto», reconoció, pero apuntó que se debe a «muchas cuestiones. A veces, en un presupuesto prorrogado las inversiones comprometidas no están incluidas en la prórroga, por lo que tienes que negociar con los grupos políticos para conseguir un crédito extraordinario. También lo ralentiza la nueva ley de contratos, las plantillas limitadas en los servicios y las bajas temerarias de las empresas». Pero Carmen Moriyón asegura que «me voy satisfecha» con lo realizado porque «en este mandato no pudimos ir más deprisa. Es un edificio complejo, hubo hallazgos interesantísimos y todo ello cuenta nuestra historia. Por eso, se decidió hacer el proyecto en dos fases. Ahora la obra está consolidada y será la próxima Corporación la que decida sobre su uso».

Esa prórroga presupuestaria a la que hizo referencia Moriyón también preocupa a las entidades sin ánimo de lucro que no han recibido la subvención municipal. La alcaldesa las quiso tranquilizar, si bien asumió que supone «una lentitud administrativa. Pero no quiere decir que no hay dinero. En febrero o marzo, con el resto de los grupos municipales, trataremos los créditos necesarios para abordar estas cuestiones». Explicó que se cerró el ejercicio de 2018 con una ejecución presupuestaria del 86%, cuando se venía del 80%.

Pero si por algo se destacó el último mandato de Moriyón fue que «la gente nos veía menos en la calle. Fue mucho trabajo de oficina, de atender a todos los grupos municipales para que ninguno se sintiera fuera y ganar la confianza del adversario», explicó la regidora. Y apuntó que esa labor fue fundamental, por ejemplo, para que saliera adelante el Plan General de Ordenación y quiso destacar el trabajo desarrollado al respecto por el edil Fernando Couto.