«Que dejen el pavimento bien de una vez por todas»

Charcos que se crean al limpiar con agua el suelo de Marqués de San Esteban por los desniveles. /  J. C. TUERO
Charcos que se crean al limpiar con agua el suelo de Marqués de San Esteban por los desniveles. / J. C. TUERO

Comerciantes y vecinos de Marqués de San Esteban prefieren que vuelva a haber obras aunque les perjudique en su día a día

MARLA NIETOGIJÓN.

La concejala de Hacienda y portavoz del PSOE, Marina Pineda, cree conveniente «levantar el pavimento de los soportales de Marqués de San Esteban». Y los vecinos y comerciantes están de acuerdo. Consideran que lo adecuado es «que remodelen el pavimento y lo dejen bien de una vez por todas» tras una sucesión de reformas fallidas.

En 2017 dio comienzo la obra, que duró más de un año. Pero una vez terminada continuaron los problemas, que se han ido subsanando «de forma chapucera», según los residentes. «He visto muchas obras en los más de veinte años que llevo aquí, pero esta batió récords», aseguraba una de las vecinas, Virginia Menéndez. Esta explicó que, en aquel entonces, «hubo varios ancianos que se cayeron por el estado del suelo durante la remodelación».

Los comerciantes, a pesar de ser los más afectados cuando las obras toman la calle, se muestran, en su mayoría, de acuerdo con que se vuelva a levantar todo el suelo «con tal de que quede en condiciones».

«Tarde o temprano van a tener que volver a hacerlo todo de nuevo. Ya han hecho apaños, pero no se resuelve», señaló Iván Lanza, vendedor en un establecimiento veterinario que llevaba dos semanas abierto cuando comenzó la obra: «Había momentos, cuando estaban aquí delante, que no se podía ni pasar a la tienda. Muchos clientes iban por el bordillo. Días de no vender nada, en los que solo venían los que conocen el sitio, pero a los que no eran clientes los teníamos perdidos. A pesar de todo esto, volvería a pasar por ello con tal de que quede en condiciones», explicó Lanza.

Por su parte, Carmen Palacio, propietaria de una tienda de moda contó que llevaban 29 años esperando que arreglasen la calle y, lamentó, «la dejaron peor de lo que estaba». Sufre un grave problema de filtraciones que, dijo, «se extiende a otras zonas de toda la calle». «He llamado a Emulsa para que pongan solución y lo que han decidido es no limpiar donde se filtre el agua. Es necesario que lo arreglen porque dejaron unas zonas más altas que otras y por eso se forman charcos y se producen las filtraciones».

Uno de los vendedores de una copistería de la zona, Luis Fernández, también vivió el problema de la obra en primera persona: «Se tenía que haber hecho bien desde el principio, pero ahora la única solución que queda es volver a levantarlo», afirmó. También María del Mar Barrios, vendedora en un estanco, ve conveniente que vuelvan a actuar en el pavimento: «Que hagan un buen trabajo y dejen de reponer baldosas de una en una cada dos por tres». Sin embargo, Michel Núñez, empleado de una tienda de golosinas, prefiere «que lo dejen como está», pues, criticó, «los chavales tiran chicles y orinan los fines de semana, da igual el pavimento que pongan, volverá a estar mal».