«Delante de un juez han reconocido que no tenían asegurados a sus empleados»

Héctor González. /
Héctor González.

Héctor González, de CNT Gijón, sale al paso de las acusaciones de hosteleros que pretenden declarar al sindicato como asociación ilícita

PABLO SUÁREZ GIJÓN.

«Dicen de nosotros cuando ellos son los primeros que tienen problemas con la justicia...». Así de rotundo se muestra el secretario general de CNT Gijón, Héctor González, respecto al grupo de hosteleros que promueven la disolución del sindicato. «Que lo sigan intentando. La realidad es que nosotros lo único que hicimos fue defender los derechos de los trabajadores», asevera González, quien califica de «explotación» las condiciones laborales que, asegura, exigían los hosteleros a sus empleados. «No se atreven a decirlo en público, pero en la declaración que prestaron ante el juez reconocieron que tenían a sus trabajadores sin seguro», afirma sobre dos de los cinco hosteleros que se han querellado contra la CNT.

Respecto a la noticia que adelantaba EL COMERCIO de que tres hosteleros más se habían sumado a la acusación por extorsión y asociación ilícita, Héctor González no se muestra preocupado. «Es todo un intento por demostrar lo indemostrable. Ahora se suman tres más porque el pasado julio la Fiscalía propuso el sobreseimiento de la querella ante la falta de pruebas. Para que no se la archiven necesitan ampliar la acusación, que es lo que han hecho», considera, a la vez que cuestiona el hecho de que solo tres empresarios hayan decidido unirse a la denuncia. «En un principio, cuando se nos acusó de todo este tema de extorsiones, eran más de cinco hosteleros los que afirmaban haber sido víctimas de nuestro sindicato. Sin embargo, ahora solo se suman tres. ¿Qué ha pasado con el resto?», inquiere. El secretario general de CNT Gijón también hace referencia a un amplio número de querellas que, dice, han sido continuamente archivadas por el juez. «Han perdido en buena parte de las veces que fueron contra nosotros. Estoy convencido de que en esta ocasión será igual», insiste.

«Un mero trámite»

Por su parte, Pablo Álvarez, copropietario de la pastelería La Suiza y quien interpuso en su día la mencionada querella por extorsión y asociación ilícita, explica que la petición de archivo que cita González es parte de un simple trámite judicial. «La causa sigue su proceso por decisión del Juzgado Instructor y su titular», afirma.

Respecto a las denuncias que desde la Confederación Nacional del Trabajo (CNT Gijón) afirman haber ganado, Pablo Álvarez lo niega tajantemente. «En su día acusaron a mi padre de acosador y sufrimos dieciséis escraches por los que nos vimos obligados a tener que cerrar el negocio. Sin embargo, la denuncia que la trabajadora interpuso por acoso sexual, apoyada por la CNT, fue archivada hasta en tres ocasiones. Ahora tenemos en curso una denuncia contra ella, a la que pedimos dos años de prisión por denuncia falsa. Imagino que esa también tienen pensado ganarla», replica.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos