El delegado del Gobierno se reunirá esta semana con la directiva del Sporting para fijar medidas contra la violencia ultra

Marín acuerda con Moriyón celebrar la Junta Local de Seguridad para tratar este tema el viernes 4 de mayo

MARCOS MOROGijón

El delegado del Gobierno en Asturias, Mariano Marín, anunció esta mañana que se reunirá a lo largo de esta semana con la directiva del Sporting para fijar medidas que eviten la repetición de hechos violentos protagonizados por ultras como los que tuvieron lugar hace dos semanas en un bar de Cimavilla. Marín expresó su convencimiento de que los responsables de la entidad rojiblanca quieren «remar en la misma dirección» para atajar este problema.

«Vamos a valorar qué soluciones o qué medidas se pueden tomar para evitar que todo lo que ocurrió vuelva a suceder», remarcó esta mañana en rueda de prensa Marín, quien indicó en que «entre todos tenemos que evitar que se repitan hechos tan lamentables».

En este sentido, el que fuera hasta hace poco portavoz municipal del PP dijo estar «seguro de que la directiva del Sporting tiene el mayor interés, al igual que delegación del Gobierno, en que hechos violentos como estos no vuelvan a ocurrir». A fin de cuentas, agregó Marín, «que cuando vayan al fútbol vayan a ver un acontecimiento deportivo».

Martín también avanzó que acordó ayer con la alcadesa Carmen Moriyón celebrar la anunciada reunión de la Junta Local de Seguridad sobre la violencia ultra el próximo viernes 4 de mayo.

Respecto a la operación policial llevada a cabo para detener e identificar a los autores del ataque a simpatizantes del Ceares que celebraban una fiesta en el bar La Folixa, el delegado del Gobierno la dio por «zanjada». «No hay novedades», aseguró a preguntas de los periodistas durante un desayuno informativo en que acompañó a la presidenta del PP de Asturias, Mercedes Fernández. «El asunto está zanjado por parte de la Policía, todas las personas que intervinieron en los hechos han sido detenidas. Algunas están en prisión y otras tienen medidas cautelares», señaló el delegado del Gobierno.