La descatalogación de la finca La Torriente eleva el patrimonio del Grupo a 40,4 millones

Estado actual de la finca La Torriente, zona de expansión natural de la sede de Las Mestas, con el chalé conocido como la 'casa de América' a la derecha. / ARNALDO GARCÍA
Estado actual de la finca La Torriente, zona de expansión natural de la sede de Las Mestas, con el chalé conocido como la 'casa de América' a la derecha. / ARNALDO GARCÍA

La directiva de Corripio propondrá a los socios invertir allí 80.000 euros para acondicionarla y poder darle este año usos provisionales

MARCOS MORO GIJÓN.

El Grupo Covadonga ha recibido este mes de marzo una notificación por parte del Ayuntamiento largamente esperada. El club ha conseguido la descatalogación como 'jardín protegido' de la finca La Torriente, lo que permitirá empezar a actuar de inmediato en ella y planificar su desarrollo como zona de expansión natural de la, sobre todo en verano, masificada sede de Las Mestas.

La salida del catálogo es resultado de la aprobación definitiva del Plan General de Ordenación (PGO) y de la actualización del inventario de bienes protegidos del concejo. Y, sobre todo, de la aceptación de las alegaciones presentadas en su momento por la directiva del club, que sostiene que antes de la adquisición de la segunda mitad de la finca en septiembre de 2017, en la aprobación inicial del catálogo urbanístico ya venía recogida la descatalogación, por lo que la compra decidida por los socios en asamblea en diciembre de ese año «fue segura e hizo todavía mejor la primera compra llevada a cabo en 2014».

Manuel Rodríguez, vicepresidente del Grupo, destaca que en relación con La Torriente no es ésta la única novedad urbanística, ya que el PGO actualmente en vigor garantiza para la finca un doble uso compatible: equipamiento privado deportivo y residencial. Rodríguez destaca que es importante mantener también el uso vinculado a viviendas a efectos patrimoniales, con independencia de que el aprovechamiento que se le quiere dar es el de palanca de crecimiento y reordenación estratégica de espacios de la sede de Las Mestas. Una sede que, con la integración efectiva de los 9.500 metros cuadrados de La Torriente, da el salto hasta los 90.000 metros cuadrados de superficie y sitúa en 138.000 metros las instalaciones a disposición del socio sumando también las sedes de Mareo, Begoña y el 'Grupín' de la playa.

Según explica Joaquín Miranda, tesorero del Grupo, la descatalogación de La Torriente ha repercutido en que «los socios seamos partícipes, en este momento, de un patrimonio valorado a precio de adquisición que se ha elevado hasta los 40.413.349,93 euros, según los últimos datos de auditoría».

Miranda considera importante que los socios empiecen a visualizar La Torriente como parte suya y a disfrutarla como una zona más del club. Por ese motivo adelanta que en la propuesta de inversiones del presupuesto para este año irá una partida de 80.000 euros para acondicionamiento, limpieza e instalación de un nuevo cierre que anexione realmente la parcela. El tesorero del Grupo señala que, aunque «la finca ya no es la jungla que era» por las talas de árboles que se han hecho, la idea es retrobatar y adecentarla lo suficiente para que pueda tener usos provisionales tales como solárium, circuito para correr o aparcamiento auxiliar. Los usos de mayor calado quedarán para lo que se defina en el futuro plan director del club.

La directiva de Corripio remarca que la desaparición de las limitaciones para actuar en La Torriente no significa que «se vaya a arrasar con ella». Sin ir más lejos, el chalé conocido como la 'casa de América', que se encuentra tapiado, se mantendrá en pie.

Otras inversiones

La actuación 'blanda' en La Torriente no es la única inversión destacada en los presupuestos que se someterán a votación en la asamblea grupista que se celebrará el 11 de abril en el Palacio de Congresos del recinto ferial Luis Adaro. Las últimas cuentas antes del año electoral reservan 1,3 millones a mejoras en las instalaciones grupistas, incluyendo gastos de mantenimiento preventivo, reparaciones y conservación. Computadas como nuevas inversiones se consignan 737.689 euros. 100.000 son para parques infantiles con especial incidencia en el del Mareo, 200.000 para mejoras en las piscinas de la entidad, 50.000 para puesta al día de vestuarios, 40.000 para la reforma de la sede de Begoña, 110.000 para adecuaciones en los pabellones, 24.000 para un torno doble en la entrada de Viesques, 14.000 para remodelar la sala de fisioterapia y 25.000 para un programa para hacer las nóminas del club.

Más