Despedida al último redero de Cimavilla, Avelino Fernández

Comitiva fúnebre de Avelino Fernández. / A. GARCÍA
Comitiva fúnebre de Avelino Fernández. / A. GARCÍA

E. C. GIJÓN.

Familiares y amigos de Avelino Fernández, 'El Viruta', lloraron ayer su muerte en una sencilla aunque cálida despedida a quien fuera el último redero de Cimavilla, donde pasó buena parte de su vida. Nacido en el barrio del Carmen en 1926, 'El Viruta' fallecía a los 92 años este lunes, dejando un profundo vacío entre quienes le conocieron.

Viudo y sin hijos, había ingresado en una residencia de Los Campos hacía unos meses. Viudo y sin hijos, disfrutaba del cariño de, especialmente, sus sobrinos, con quienes mantenía una gran relación. A los trece años ya trabajaban como pinche de rederos; después saldría en la lancha de su padre al albareque y más tarde al chicharro y la sardina.

Su buen hacer como redero le llevó a trabajar con varios armadores e incluso llegó a irse a La Coruña, donde pasó tres años antes de regresar a su Gijón natal, para convertirse en hombre de confianza en la flota pesquera de José Gutiérrez Mijares. 'El Viruta' se había jubilado a los 73 años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos