Detenida por dar una paliza a su hijo en Gijón y hacerle comer la pizza que se le había caído al suelo

Detenida por dar una paliza a su hijo en Gijón y hacerle comer la pizza que se le había caído al suelo

El niño, de siete años, sangró por la nariz por los golpes recibidos. Varios testigos llamaron a la Policía, que arrestó a la mujer en la Semana Negra

PABLO SUÁREZGIJÓN.

Propinaba golpes continuos a su hijo e incluso le llegó a obligar a comerse un trozo de pizza que se le había caído al suelo. Todo ello con insultos y vejaciones. En plena calle, en el recinto de la Semana Negra. D. A. , una mujer de 38 años y nacionalidad brasileña, fue detenida el pasado domingo en la Semana Negra después de que varios testigos alertasen sobre la «paliza» que le estaba propinando a su hijo, de siete años.

Según explicaron estas personas a los agentes, les sorprendió la violencia empleada por la madre, quien le estaba dando al menor «una tremenda paliza», mientras que le sometía a diferentes vejaciones. En la Policía Local indicaron que incluso el chaval empezó a sangrar por la nariz a consecuencia de los golpes recibidos. Incluso le tiraba más trozos de pizza al suelo, porciones que más tarde le hizo comer.

Inmediatamente, al ver lo que estaba sucediendo, los testigos alertaron a los servicios de emergencias, que llegaron al recinto a los pocos minutos, al haber numerosas patrullas encargadas de la seguridad del evento. Tras comprobar la veracidad de lo indicado, los agentes procedieron a identificar a la mujer, quien no reaccionó de forma violenta ante los agentes. Eso sí, no fue capaz de aportar ninguna explicación sobre lo ocurrido.

Por este motivo, y dada la gravedad de los hechos, los agentes procedieron a su detención. El menor fue puesto en manos de un adulto que se hará cargo de él hasta que la justicia, tras estudiar el caso, decida cómo proceder.

Abandona a su hijo enfermo

Por otro lado, los sanitarios de una ambulancia que atendían el pasado sábado al mediodía a una mujer ebria que se había caído en la calle Gamboa, en Perchera, tuvieron que requerir los servicios de la Policía Local de Gijón ante las constantes amenazas que les profería el acompañante de la citada mujer.

El hombre, de 42 años y vecino de Lugo, tras percatarse de la presencia policial trató de encararse con los agentes, que acabaron deteniéndole por un delito de atentado. La mujer presentaba un evidente estado de embriaguez. Y balbuceaba constantemente que tenía que irse a casa para poder atender su hijo, que tiene nueve años, rechazando varias veces cualquier tipo de atención por parte de los servicios médicos allí desplazados.

Agentes de la Policía Local acompañaron a esta mujer hasta el domicilio para comprobar la veracidad de su testimonio y allí se encontraron con el menor en la cama, enfermo y sin comer.

Ante la gravedad de los hechos se detuvo a la madre, de 45 años y vecina de Gijón, por un delito de abandono de menores. Tras comunicarle lo ocurrido a la familia, fue la abuela del menor, residente en Valladolid, quien se trasladó a Gijón para hacerse cargo de él.