Detenida por sustraer dinero con la tarjeta de un cliente de un club en Gijón

Detenida por sustraer dinero con la tarjeta de un cliente de un club en Gijón

La identidad de la autora pudo ser corroborada al ser cotejada con las imágenes recogidas por cámaras de vídeograbación de la oficina bancaria

EFE

La Policía Nacional ha detenido a una mujer de 51 años acusada de los delitos de hurto y de estafa por la sustracción de mil euros utilizando una tarjeta que le había quitado de la cartera a un cliente al que había conocido en un club de copas de Gijón.

Un gijonés de 66 años denunció en la comisaría que habían realizado dos extracciones de 500 euros con su tarjeta de débito que él no había podido utilizar porque había comprobado que le había desaparecido de la cartera.

Las investigaciones policiales permitieron averiguar que las operaciones fraudulentas habían sido realizadas por una mujer que conocía con exactitud el número pin clave para operar con la tarjeta ya que no había cometido ningún error de prueba lo que corroboraba una relación previa de la autora con el denunciante.

La víctima admitió que la había conocido en un club de copas y meses antes le había permitido usar la tarjeta bancaria para hacer unos pagos ya que él no había llevado las gafas y no veía bien los números del datáfono.

Transcurrido un tiempo habían vuelto a verse y los agentes determinaron que esa ocasión había sido aprovechada por la mujer para apoderase de la tarjeta del cliente que había utilizado para sacar dinero en efectivo.

La identidad de la autora pudo ser corroborada al ser cotejada con las imágenes recogidas por cámaras de vídeograbación de la oficina bancaria, por lo que una vez identificada fue detenida por agentes del Grupo de Delincuencia Económica de la Comisaría de Gijón.

La mujer entregó a los agentes la tarjeta junto con los mil euros sustraídos y manifestó que había sacado el dinero autorizada por su amigo, al que le unía una amistad de más de 10 años y que fue él quien le había autorizado a quedarse con el dinero dándole voluntariamente el número secreto para poder utilizarla.