Detenido por amenazar de muerte al dueño del piso que le acogió por una temporada

Detenido por amenazar de muerte al dueño del piso que le acogió por una temporada

El hombre, de 50 años y con antecedentes, se negaba a abandonar el domicilio en Pumarín y manifestó que tenía conocimientos de boxeo

O. SUÁREZ GIJÓN.

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un hombre de 50 años, vecino de Madrid, por amenazar al dueño del piso en el que se alojaba provisionalmente en el barrio de Pumarín.

De acuerdo al relato policial, «unos amigos del dueño trataron de mediar en la discusión, pero también fueron amenazados gravemente por el luego arrestado, que hizo gala de su condición de boxeador». Al parecer, el hombre tenía conocimientos de combate.

Los agentes acudieron a una llamada de emergencia sobre las 20.30 horas del martes. El testigo aseguraba que se estaba produciendo un importante altercado en un piso de Pumarín y que «uno de los moradores estaba muy agresivo».

El dueño de la vivienda explicó a la Policía Nacional que hacía dos meses y medio había accedido a que el hombre viviese en casa de forma provisional mientras encontraba un nuevo alojamiento, «ya que así se lo había pedido una amiga común». Sin embargo, pasado el tiempo y visto que el individuo «no colaboraba en los gastos comunes ni en la limpieza de la casa, le pidió que se marchara, pero este se negaba reiteradamente y le llegó a amenazar, haciendo alusión a agredirle si tenía que ausentarse del domicilio».

Cansado de amenazas y ante el temor que le causaba, «pidió ayuda a dos amigos para convencerle de que abandonara su piso de forma amistosa». No resultó ser así. Se mostró «hostil y agresivo». «Les empujó violentamente y amenazó de muerte». Por eso, y por miedo a que pasase a mayores, optaron por llamar a los servicios de emergencia. «Pese a la presencia policial, el hombre continuó sus amenazas al propietario, intentando incluso acometerle y agredirle delante de los agentes, por lo que fue finalmente detenido».

Orden de alejamiento

El denunciante solicitó ante el juez de guardia una orden de alejamiento. Temía que regresase al piso y cumpliese sus intención. El detenido contaba con antecedentes por amenazas. Prestó declaración ante el titular del juzgado de guardia y quedó en libertad con cargos a la espera de que se desarrolle la investigación que puede concluir en juicio.

 

Fotos

Vídeos