Detenido en Gijón por arrastrar varios metros a una mujer para robarle el bolso

Detenido en Gijón por arrastrar varios metros a una mujer para robarle el bolso

La víctima sufrió una contusión en la cadera izquierda y abrasiones de su antebrazo

EUROPA PRESS

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un joven de 19 años acusado de arrastrar a una mujer varios metros para robarle el bolso en Gijón, según una nota de prensa de la Comisaría gijonesa.

El juez del Juzgado de Instrucción que estaba de guardia ha decretado prisión provisional para el arrestado, que tenía antecedentes por delitos violentos, robos con violencia y lesiones graves cometidas en Alicante y Almería.

La víctima, por su parte, se recupera favorablemente de la contusión sufrida en la cadera izquierda y de las abrasiones de su antebrazo.

Fue una testigo del robo, ocurrido el pasado día 17, quien siguió al joven y proporcionó a la policía una descripción detallada del supuesto autor de los hechos, lo que facilitó su detención.

La investigación se inició con una llamada que alertaba a la Policía de que una mujer había sido víctima de un robo. La testigo comentó que sobre las 17.00 horas del pasado domingo 17, cuando caminaba por la avenida Eduardo Castro de Gijón, había visto como un joven se había acercado a dos mujeres que transitaban por la vía y le había arrebatado el bolso a una de ellas.

La mujer tenía el bolso colgado al hombro y a pesar de la fuerza ejercida el joven no se lo pudo llevar con el tirón inicial. Se produjo en ese momento un forcejeo en el que la víctima cayó al suelo y fue arrastrada varios metros hasta que el detenido logró hacerse con el bolso y huyó hasta las inmediaciones del edificio de la EMA, lugar donde se puso a revisar su contenido para apoderarse de los efectos de valor.

La testigo del tirón siguió al joven y le instó a que le entregara el bolso, pero este se negó y la amenazó. Ante la insistencia de su perseguidora, el hombre se subió en un autobús en la parada de la Casa del Mar en dirección al centro de la ciudad.

No obstante, la mujer pidió al conductor del bus que no continuara la marcha porque iba a llamar a la Policía para que detuvieran a esa persona que acababa de cometer un robo.

Al llegar la Policía, el joven se bajó del autobús y huyó por la avenida de la Argentina hasta la plaza de Fátima. Gracias a la descripción física del joven y de las prendas que vestía aportadas por la testigo pudo identificarse y detenerse al supuesto autor del robo.

Se da la circunstancia que precisamente ese mismo día el hermano del detenido, de 29 años, también fue arrestado acusado de sustraer teléfonos móviles en una zona de ocio.

Este se enfrentó «con mucha vehemencia» a los agentes que le sorprendieron 'in fraganti' manipulando unos móviles en la zona del Albergue Covadonga.

La investigación sobre los terminales intervenidos permitió conocer que el arrestado los había sustraído en la zona de ocio de Gijón durante el fin de semana.

Uno de los propietarios de los móviles manifestó que en la madrugada del domingo un hombre le había propinado un empujón que le hizo caer al suelo y aprovechando esta circunstancia le había quitado el móvil del bolsillo de su pantalón. El arrestado, de nacionalidad marroquí y sin domicilio conocido en la ciudad, tenía antecedentes por robos violentos.

Ambos hermanos utilizaban para desplazarse por la ciudad una bicicleta que se presume que habían sustraído, dado que se negaron a dar explicaciones sobre el lugar, la forma y los medios para su adquisición. Los agentes investigan el origen de la misma para devolvérsela a su legítimo propietario.