Dos detenidos por atracar a mano armada un estanco en Nuevo Gijón

Momento de la detención de los delincuentes en la avenida de la Argentina. / E. C.
Momento de la detención de los delincuentes en la avenida de la Argentina. / E. C.

Fueron identificados por agentes de la Policía Local mientras circulaban por La Calzada. Se investiga si ambos pudiesen tener relación con otros asaltos

P. SUÁREZ GIJÓN.

La Policía Local procedió ayer a la detención de dos hombres acusados de atracar a punta de navaja y con la cara cubierta un estanco de la avenida de Oviedo, en Nuevo Gijón. Los atracadores habían consumado el delito y se encontraban ya en en el barrio de La Calzada, cuando, a la altura del número 77 de la avenida de Argentina, un coche patrulla identificaba el Seat Ibiza color rojo de los sospechosos parado en un semáforo y procedía a cortarles el paso después de una larga persecución por varias calles de la ciudad. Los agentes procedieron a la identificación de los ocupantes del vehículo y, tras confirmar que se trataba de quienes estaban buscando, procedieron a dar aviso por radio y pedir la intervención de más unidades.

A los pocos minutos, cuatro patrullas de la Policía Nacional, varios motoristas de la Policía Local y una patrulla de la Guardia Civil llegaban al lugar de los hechos para apoyar al dispositivo. El conductor del vehículo interceptado, que no opuso resistencia, fue el primer detenido. Su compañero, siguió el mismo camino tras ser identificado por agentes de la Policía Nacional. Ambos, que iban con la cara tapada para no ser identificados, fueron puestos poco después a disposición del juzgado de guardia.

El amplio dispositivo desplegado en la zona llamó la atención de un buen número de vecinos, sorprendidos ante la velocidad con la que se produjeron los acontecimientos y también ante el despliegue policial efectuado. La Policía Nacional investiga ahora si los detenidos pueden estar relacionados con otros atracos similares.

Las pesquisas se centran en daveriguar si los detenidos tienen alguna relación con unos hechos que se remontan al pasado 11 de octubre. Entonces, un hombre de 41 años fue apuñalado por dos individuos cuando, tras cerrar el negocio, se dirigía a coger su coche que tenía aparcado en la calle México. Según relató él mismo, cuando se acercó a su vehículo tenía una rueda pinchada. Fue entonces cuando le abordaron e intentaron atarle al volante de su propio coche.

En este caso, los asaltantes también esperaron al filo del cierre del negocio para proceder a cometer el robo a la espera de que hubier poca gente y más recaudación.