Paz con estrellas Michelin

Paz con estrellas Michelin
E. C.

Los colegios celebran el día de la no violencia. En el Virgen Reina se sumaron al video Marcos Morán, Paco Roncero, Dani García y Dacosta

O. ESTEBAN GIJÓN.

«Os invito a cocinar la receta de la paz». Y si esa receta queda en manos de cocineros como Marcos Morán, Paco Roncero, Dani García y Quique Dacosta es imposible que salga mal. Nueve estrellas Michelin suman entre todos, el resultado está garantizado. Los alumnos del colegio Virgen Reina han contado este año con una ayuda inestimable para su ya tradicional vídeo musical del Día Escolar de la Paz y la No Violencia. Ocho años hace que el centro optó por celebrar así esta jornada. Música y mensaje unidos. Y mucho trabajo previo. Cada año una canción, una coreografía, un guion. Lo dicho, en esta ocasión la cosa iba de cocinar una receta que «llene la tierra de un nuevo sabor». De la mano de los mejores y con sonrisas, paciencia, abrazos, perdón, esperanza, emoción, calma y bondad como ingredientes principales. Toda la comunidad educativa ha participado. Unos echan los ingredientes, otros los prueban, la directora remueve, los profesores sirven... Y todos celebran.

Los maestros de la cocina respondieron en tan solo unas horas a la llamada de Marcos Morán, que ya ha colaborado en otras ocasiones con el colegio y por lo que el centro está muy agradecido. Morán, Roncero, García y Dacosta, todos, les invitan a cocinar la receta de la paz. Y Dacosta va un paso más allá: «Os exijo hacerlo como actitud ante la vida. Alimentaos sano y variado, sed felices y ponedle imaginación a la vida». Sin duda lo hacen. El centro 'estrenó' ayer el vídeo (tras haber adelantado el lunes el tráiler), que los alumnos vieron en sus respectivas aulas y que fue compartido con las familias a través de las redes sociales.

Gafas «para ver lo mejor»

Esos mismos ingredientes que el Virgen Reina ha cocinado se han extendido estos días por todos los colegios de Gijón. En La Corolla los alumnos han fabricado sus propias gafas para la paz, «que permiten descubrir todo aquello que nos une como parte de la humanidad, gestos, risas, canciones, cosquillas, cosas ricas para comer, dibujos, colores, pasos de baile», unas gafas, al fin, para «ver lo mejor de los demás y así vivir en paz». En el Patronato San José, por su parte, han optado por las matemáticas. «Sumar las diferencias, restar tanta violencia y a multiplicar por cero el dolor para mirar a los demás con respeto y construir un mundo en paz». Ese es el sueño del centro.

Murales, bailes y 'No dudaría'

Los murales y carteles han llenado de color el colegio Laviada. Mensajes positivos que «nos ayudan a comenzar la jornada escolar con una sonrisa», porque es por la sonrisa, defienden, por donde empieza el camino de la paz. Hasta los más pequeños de la Escuela Infantil El Bibio se han sumado a esos objetivos.

En el Jovellanos los alumnos bailaron en el patio, como colofón a unos días de trabajo sobre el tema, en los que han contado con la colaboración de la ONG Late. Mientras el Santo Ángel centró el día en trabajar las relaciones interpersonales de los alumnos; en La Asunción trabajaron sobre las diferencias entre mundos violentos y pacíficos y las Dominicas unió sus voces para entonar el 'No dudaría', de Antonio Flores, con suelta de palomas incluida. El Príncipe de Asturias se centró en el buen trato... De una u otra manera, todos los coles se sumaron a esta jornada.