Diez estudiantes erigidos en «un estímulo para los demás»

Los ganadores recibieron bicicletas y cámaras de fotos, y los finalistas, material educativo. / A. FLÓREZ
Los ganadores recibieron bicicletas y cámaras de fotos, y los finalistas, material educativo. / A. FLÓREZ

Los X Premios Eleuterio Quintanilla distinguen tanto los expedientes como la sociabilidad en el aula

EUGENIA GARCÍA GIJÓN.

Son los alumnos de Primaria y Secundaria más destacados de la ciudad, y sus excepcionales actitudes y aptitudes fueron reconocidas ayer en la décima edición de los premios educativos Eleuterio Quintanilla, galardones que concede el Ayuntamiento desde 2008 y que desde el pasado año rinden tributo al maestro anarquista gijonés tomando su nombre.

Estos premios, a los que aspiran los alumnos de centros educativos tanto públicos como concertados, no solo recompensan a los estudiantes con mejores notas, sino también a quienes sacan dieces en esfuerzo personal y actitud de sociabilidad en el aula. En la entrega de diplomas en el Centro Municipal Integrado Pumarín Gijón Sur los alumnos cuyos expedientes, actitudes, circunstancias y habilidades son especialmente destacables vieron recompensados sus esfuerzos con el elogio público y la gratificación material, pues se llevaron a casa bicicletas -los ganadores del primer premio-, cámaras de fotos, libros kits de accesorios para la bici.

En total, fueron diez los seleccionados entre las 35 candidaturas presentadas, reconocimientos que se reparten entre educación Primaria (16 premios) y Secundaria (19). Durante el acto, la concejala de Educación y Cultura, Montserrat López Moro, quiso reivindicar el papel «especial» de la enseñanza. «La educación ya no aporta solo conocimientos, sino que también forja ciudadanos, aumentando y transmitiendo valores esenciales de igualdad, tolerancia y solidaridad, preparándoos para formar parte y contribuir a una sociedad mejor», dijo a una audiencia formada por alumnos, educadores y familiares.

Esfuerzo, trabajo y valores

La edil quiso dirigirse a los estudiantes premiados para felicitarles «de forma muy sincera» por haber «sabido aprovechar y desarrollar al máximo todas estas oportunidades». «Por vuestro esfuerzo, por vuestro trabajo, por vuestras cualidades y valores, sois sin duda alguna un verdadero estímulo para los demás, un modelo y un ejemplo para todos», elogió.

También aplaudió la labor de los educadores «que se vuelcan día a día para desempeñar su trabajo docente con profesionalidad, dedicación e implicación» y agradeció la participación de las familias, «cuya colaboración es imprescindible e insustituible para que la labor en las aulas dé todos sus frutos». Asimismo, la concejala animó al resto de los alumnos de los colegios gijoneses a seguir esforzándose en el futuro».