La diferencia de renta entre barrios aumentó un 4,6% en cuatro años

Vista aérea de la ciudad, con el barrio de Viesques en primer término. / PABLO NOSTI
Vista aérea de la ciudad, con el barrio de Viesques en primer término. / PABLO NOSTI

La media en Somió alcanza en los últimos datos publicados por la Agencia Tributaria los 29.415 euros, frente a los 18.462 de Pumarín

I. VILLAR GIJÓN.

10.953 euros. Esa es la diferencia que llega a haber entre la renta media de las familias gijonesas en función del barrio en el que residan. Los datos, que acaba de hacer públicos la Agencia Tributaria, corresponden a las declaraciones presentadas en 2016 y reflejan un aumento de la brecha del 4,6% con respecto a 2013, ejercicio cuyas estadísticas también ha dado a conocer ahora el ente dependiente del Ministerio de Hacienda. En ambos casos la distribución territorial se hace en base a códigos postales.

En el año de partida, 2013, la zona de la ciudad para el que consta una mayor renta media disponible -es decir, el dinero que queda para el disfrute de los hogares una vez satisfechas las cotizaciones a la Seguridad Social y liquidado el IRPF- eran las parroquias de Deva y Cabueñes, con 28.440 euros. En el extremo contrario se situaba Pumarín, con 17.974 euros, un 36,8% menos. En términos absolutos, la diferencia entre este barrio del sur de Gijón y las dos parroquias mencionadas de la zona este era entonces, según la Agencia Tributaria, de 10.466 euros. La renta disponible media del concejo se cifraba ese mismo ejercicio en 21.041 euros, dato por encima del cual se situaban, además de Deva y Cabueñes, Somió (28.156 euros), Laviada (24.918), el Centro y Cimavilla (23.971), El Coto y Viesques (23.587), La Arena (22.822), Castiello y Santurio (21.686) y El Llano de Arriba (21.682). En la parte baja de esta distribución de riqueza tras Pumarín se situaban La Calzada y Veriña (18.264 euros), Ceares (18.809) y El Llano de Abajo (19.032).

En 2016 Pumarín se mantenía a la cola de la estadística, pese a haber registrado un incremento de su renta media de un 2,7%, hasta situarse en 18.462 euros. La distancia que le separaba del barrio más rico, no obstante, había aumentado en más de cuatro puntos porcentuales. En este caso era Somió, que tras crecer un 4,4% se situaba ya en 29.415 euros por hogar, un 59,3% más que la media en Pumarín. Deva y Cabueñes se mantenían como la segunda zona de la ciudad con más renta, con 29.279 euros por familia. El promedio para el conjunto de Gijón era de 21.830 euros, un 3,7% más que cuatro años antes, cifra que superaban además Laviada (26.778), Centro y Cimavilla (25.664), El Coto y Viesques (24.367), La Arena (23.690), Castiello y Santurio (22.913), Cenero (22.903), El Llano de Arriba (22.132) y Granda y La Camocha (22.029). El mayor crecimiento en términos de renta entre 2013 y 2016 lo experimentó el barrio de Laviada, con un 7,4% más, seguido del Centro y Cimavilla, son un aumento del 7%.

En el análisis por tramos de renta, Deva y Cabueñes son las parroquias que registran un mayor porcentaje de declaraciones con una base imponible por encima de los 60.101 euros anuales. Un 11,3% de los contribuyentes asentados en estas parroquias declaran más de esa cifra, frente al 9,2% que lo hacen en Somió y el 7,2% en Laviada. En La Calzada y Veriña solo un 0,7% supera ese nivel de renta. En el extremo contrario, el de las familias con una base imponible por debajo de los 6.010, destaca El Llano de Abajo, con un 28,5% de sus vecinos en esa situación. Le siguen Pumarín con un 28,1% y Ceares con un 27,3%.

2.965 millones de euros

En 2016 se presentaron 137.440 declaraciones de la renta en Gijón. En ellas constan 2.965 millones de euros procedentes de rentas del trabajo (una media de 21.496 euros), 170 millones de actividades económicas, 146 millones por rentas de bienes inmuebles y 91 millones por rentas del capital mobiliario y 73 millones de ganancias patrimoniales netas. Las cotizaciones a la Seguridad Social sumaron 133 millones.

Más

Temas

Gijón
 

Fotos

Vídeos