El directivo hotelero Wilfredo Puente fallece en un accidente de tráfico en Canarias

Wilfredo Puente Fernández, en una imagen publicada por él en redes sociales. /E. C.
Wilfredo Puente Fernández, en una imagen publicada por él en redes sociales. / E. C.

De 62 años, natural de Arroes y muy ligado a Gijón, fue arrollado cuando circulaba en bici horas antes de regresar a Asturias de vacaciones

Ó. PANDIELLO GIJÓN.

Se encontraba practicando una de sus mayores pasiones, el ciclismo, cuando un coche invadió el carril contrario y se llevó por delante su vida. Wilfredo Puente Fernández, natural de Arroes pero vinculado desde pequeño a Gijón, falleció el viernes en la isla de Gran Canaria, apenas unas horas antes de poner rumbo a Asturias para disfrutar de unas semanas de vacaciones. El fuerte impacto tuvo lugar en una curva de la carretera GC-505, que conecta la presa de Soria y Barranquillo Andrés con la autopista GC-1. Según confirma la familia, el dispositivo médico nada pudo hacer por salvarle la vida.

Nacido en 1955, sus primeros años estuvieron vinculados a Villaviciosa. Allí realizó sus primeros estudios poco antes de dirigirse a Tui para estudiar en un seminario de los Hermanos Maristas. Sus primeras experiencias laborales, sin embargo, ya tendrían lugar en la villa de Jovellanos. Primero en la Gestoría Fombona y, posteriormente, en la ya extinta fábrica textil Confecciones Sincos, situada en la antigua carretera a Oviedo.

Hace tres décadas, Puente recibió la invitación de su hermano Teodoro, que había hecho la mili en las islas Canarias y, aprovechando su formación en Turismo, se embarcó en el negocio de los hoteles. Desde entonces trabajaban codo con codo en Altamar Hoteles&Resorts, Teodoro como gerente y Wilfredo como director financiero. Fijó su residencia en la localidad de Puerto Rico, situada en la isla de Gran Canaria.

Ayer era una fecha marcada para Wilfredo, que ya lo tenía «todo preparado» para coger el coche junto a su hijo de once años -su otra hija, mayor, le esperaba en Gijón- para viajar hasta Cádiz y desde allí a Asturias, donde planeaba disfrutar de sus vacaciones estivales. Para él ya era una tradición consolidada, según explica su círculo más cercano, acudir al Principado cada verano, donde contaba con numerosas amistades y seres queridos.

El velatorio quedó instalado ayer en el tanatorio de Maspalomas, adonde se trasladaron varios familiares desde Asturias para velar sus restos. El golpe ha sido «importante» para sus allegados, que no esperaban «bajo ningún concepto» un final así. Los restos mortales de Wilfredo Puente serán incinerados y, después, parte de las cenizas serán trasladadas a su localidad de origen.

 

Fotos

Vídeos