Los ecologistas califican de «ridícula» la sanción por vertidos al río Pinzales

Los ecologistas califican de «ridícula» la sanción por vertidos al río Pinzales

ArcelorMittal fue multada con 2.500 euros, pero vio reducida la cuantía en mil euros por pronto pago. «Sale barato contaminar», critica la Coordinadora

M. MENÉNDEZ GIJÓN.

El día 27 de marzo de 2018, las aguas de la ría de Aboño bajaban teñidas de color rojo. La Coordinadora Ecoloxista d'Asturies denunció la situación ante la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, que sancionó a ArcelorMittal por ser la responsable de un vertido al río Pinzales. Pero la indignación de los ecologistas llegó al conocer la cuantía de esa sanción: «Cuál es nuestra sorpresa cuando la sanción que pagaron por este espectacular vertido, que tiñó de rojo la ría y supuestamente bastante contaminante, fue de solo 1.500 euros por pronto pago (2.500 en total), lo que da idea de lo barato que les sale a las empresas contaminar».

Los conservacionistas tildan la sanción de «ridícula» y apuntan que todavía se desconoce la composición del mencionado vertido. Explican que también denunciaron el hecho ante la Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente y «un año después todavía no nos contestó, lo que da idea del coladero que hay en el Gobierno de Asturias con estos graves hechos, que supusieron daños a la fauna y flora que hay en la desembocadura» de la ría.

La Coordinadora advierte de que las sustancias peligrosas que se encuentran en el río Pinzales son varios hidrocarburos aromáticos, amoniaco, amonio, nitritos y zinc, por lo que apunta que «esperemos que tanto el Principado como la Confederación Hidrográfica del Cantábrico y los ayuntamientos de Carreño y Gijón pongan freno a los vertidos legales o ilegales que se están produciendo en este cauce». Además, reiteran que «contaminar en Asturias sale muy barato».