Los ecologistas se concentrarán el domingo en contra de «la caza indiscriminada» del lobo

Sixto Armán, Inés Prada, Ignacio Martínez, Beatriz Donsión y Ernesto Díaz, en el Consistorio gijonés. / JORGE PETEIRO
Sixto Armán, Inés Prada, Ignacio Martínez, Beatriz Donsión y Ernesto Díaz, en el Consistorio gijonés. / JORGE PETEIRO

Será a las doce horas en los Jardines del Náutico. Critican las batidas, pese a que no es una especie cinegética, y dicen que los daños no han disminuido

E. C. GIJÓN.

Diversos grupos ecologistas han convocado para este domingo una concentración en defensa del lobo y en contra de «su caza indiscriminada». La movilización partirá a las 12 horas de los Jardines del Náutico bajo el lema 'No más matanzas de lobos'. Así lo anunciaron, en rueda de prensa en el Ayuntamiento de Gijón, Ernesto Díaz, de la Plataforma para la Defensa de la Coordillera Cantábrica; Ignacio Martínez, de la Asociación para la Conservación y Estudio del Lobo Ibérico (Ascel); Inés Prada, de Equo; Sixto Armán, de la Coordinadora Ecoloxista d'Asturies; y Beatriz Donsión, de Prolobos Asturias.

Donsión expresó el rechazo de los colectivos convocantes al plan de gestión del Principado, que consideran «inservible», y precisó que la movilización convocada no es respuesta a la concentración reciente que llevaron a cabo los ganaderos, sino que es un mensaje al Principado, que permite la caza del lobo legalmente, pese a no ser una especie cinegética.

En su opinión, la Administración vio en la caza del lobo una forma de conseguir votos, cuando no es el principal problema de la ganadería. Insistió, en esta línea, en que no es ninguna confrontación contra los ganaderos y resaltó que la Administración sabe de casos de furtivismo y no ha hecho nada con los culpables. Invitó, además, a todos los asturianos a participar en la concentración, que será un acto «unitario, pacífico y con ganas de decir a la Administración que basta ya de ceder a presiones». Martínez, por su parte, alertó de que las muertes de lobos no lograron conseguir disminuir los daños que sufren los ganaderos por ataques de este animal, sino lo contrario: están aumentando.

Por ello, tildó de «fracaso estruendoso» la política de caza del lobo. Las muertes «aleatorias e indiscriminadas» generan aumento de daños, según apostilló.

Temas

Gijón

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos