La embajada de llegar hasta la Unesco

En el centro, Pili Fernández que sostiene unas rosas al igual que Fernando Iglesias -con jersey de rayas-, con varios asistentes a la celebración del 20 aniversario de la sidrería El Restallu, que ellos dirigen./
En el centro, Pili Fernández que sostiene unas rosas al igual que Fernando Iglesias -con jersey de rayas-, con varios asistentes a la celebración del 20 aniversario de la sidrería El Restallu, que ellos dirigen.

Asturias entera, por medio de sus ayuntamientos, se vuelca con la candidatura de la cultura sidrera

CARMEN DEL SOTO

Que la Unesco reconozca la cultura sidrera como patrimonio inmaterial de la humanidad es un objetivo común de todos los asturianos y ya ha empezado a tomar cuerpo a base de acciones que buscan contar con el máximo apoyo social.

La primera de ellas tuvo lugar en el llagar que sidra Trabanco tiene en Sariego, con la entrega de credenciales a los que serán a partir de ahora embajadores de esta campaña y que ya se han comprometido a favorecerla y publicitarla hasta lograr el ansiado reconocimiento. El acto contó con el apoyo institucional en las figuras de María Jesús Álvarez, consejera de Desarrollo Rural; María Jesús Aguilar, directora general de Desarrollo Rural y Agroalimentación; Tino Cortina, presidente del Consejo Regulador de la D.O. Sidra de Asturias; y Sandra Cuesta, presidenta de la Mancomunidad Comarca de la Sidra y alcaldesa de Colunga, junto con un nutrido grupo de alcaldes y representantes de los municipios de la región.

Los concejales Jesús Martínez (Turismo) y Montserrat López (Cultura) lo hicieron por Gijón, mientras que la participación de Villaviciosa estuvo encabezada por su alcalde, Alejandro Vega. Otros que formalizaron su apoyo fueron Teresa Sánjurjo, directora de la Fundación Princesa de Asturias; José Luis Álvarez Almeida, presidente de Otea, patronal hostelera y hotelera; Loli Olavarrieta, presidenta de la Unión de Comerciantes del Caudal; y Teresa Laso, presidenta de Adymo, asociación de diseño y moda.

La sidra es, precisamente, el motor que ha impulsado durante 20 años el devenir de la sidrería El Restallu, en manos, desde aquel entonces, de Fernando Iglesias y Pili Fernández. El escanciado junto a su completa oferta gastronómica, en la que el arroz con bugre es la estrella, ha fidelizado a la clientela que en gran número asistió a la celebración del aniversario. Con degustación de jamón al corte por el maestro Fidel Fernández y regalo de docenas de rosas.

Febrero es, por tradición, el mes elegido por la Peña Taurina Astur, que preside Dioni Montero, para organizar su Ciclo Cultural Taurino. Con el salón de la Caja Rural de Gijón habilitado como sede para impartir las charlas, los aficionados ya han tenido oportunidad de escuchar al crítico vallisoletano Pepe Estévez -agencia Efe y portal taurino 'Opinión y Toros'- disertar sobre el estado actual de la fiesta de los toros; y a Zacarías Moreno, titular de la divisa que lleva su nombre, explicando su vocación como ganadero de reses bravas y las dificultades quela misma conlleva.

Con ambos compartieron mesa los socios de la peña y los aficionados que quisieron sumarse a ellos. Fue en el restaurante V. Crespo, añadiendo con dichas cenas un tiempo para la tertulia taurina. Para el día 23 está prevista la clausura del ciclo a cargo del crítico salmantino Toño Blázquez, quien hablará sobre la aportación de esa provincia a la tauromaquia.

El teatro Jovellanos y el de Laboral Ciudad de la Cultura siguen llenando con su oferta de fin de semana. El pasado fueron Carmelo Gómez y Ana Torrent los actores que, en el coliseo gijonés, recibieron el aplauso de público y crítica con su obra 'Todas las noches de un día'. Mientras que en la Laboral, La Fura dels Baus hacía lo propio con su versión de la obra lírica 'Carmina Burana'. Un resumen de los grandes éxitos de Tricicle y un musical basado en la figura de Michael Jacksson así como el humor de Roger Bodegas y Alberto Casado (Pantomima Full) han sido las últimas propuestas.

Desde la hora del vermú hasta la medianoche transcurrió la celebración del segundo aniversario de Bailando con Lobos. La música, con fuerte presencia de los diyéis más alternativos del panorama musical y otras actividades culturales como proyecciones, exposiciones -actualmente cuelga una de máscaras- y programas de radio en directo son los referentes de este local que regentan Román Polansky y Grace Pando.