La empresa Castroalonso compra por 1,2 millones de euros el edificio de ITK

La empresa Castroalonso compra por 1,2 millones de euros el edificio de ITK

Especializada en consultoría empresarial legal y económica, ampliará sus servicios al ámbito de los datos y la transformación digital

Cristina Tuero
CRISTINA TUEROGijón

La firma asturiana Castroalonso, nacida hace más de 30 años en la zona norte de Madrid como una asesoría de empresa convencional, llevará en marzo al Parque Científico y Tecnológico un nuevo proyecto «que fusiona el ámbito legal, económico y tecnológico». Será en el edificio que ITK dejó libre tras su entrada en concurso de acreedores a finales de 2016 y que la consultora asturiana acaba de adquirir por 1,2 millones de euros, con financiación del Banco Sabadell, «que apoyó desde el principio nuestro proyecto y confió en nosotros».

Instalada en Asturias desde 2002, con oficinas en el centro de Gijón y Oviedo, Castroalonso comenzó el acercamiento a la Milla del Conocimiento en paralelo a su propia expansión del negocio. «Durante los años de crisis, centralizamos nuestros nuestros servicios en Gijón, especializándonos en reestructuraciones y derecho concursal, ampliando nuestro radio de acción al País Vasco, Cataluña, Cantabria, Galicia, León y Madrid», explica el director gerente, Agustín Castro. Y ahora, asegura, una vez superada la crisis, «toca otro momento: el de la transformación digital y de la revolución de los datos». De esta manera, ciberseguridad, peritaciones informáticas, derecho de las nuevas tecnologías o cumplimiento normativo comenzarán a formar parte de su oferta de servicios.

Más

El aterrizaje en el Parque Científico en un edificio en propiedad, en un proceso de compra «complejo y dificultoso, pero a la vez ilusionante», lleva aparejado el cumplimiento de un plan estratégico que permitirá aumentar la plantilla en cinco años hasta llegar al medio centenar de personas. El objetivo es contratar a licenciados de la región para «que se queden en el Principado y se sientan valorados». Con un hándicap: «La mayoría de la plantilla de Castroalonso es femenina y tenemos la intención de aumentar ese indicador». De ahí que busquen ingenieras informáticas o expertas en ingeniería de datos, pero también matemáticas, abogadas y economistas.

«Queremos echar una mano para ayudar a cambiar los indicadores negativos de la región. Creemos firmemente en el impacto de la tecnología en el crecimiento del empleo. Queremos captar talento en una época de cambios, globalidad y, por qué no, de complejidad», argumenta.

Sinergias y consolidación

El edificio al que llega Castroalonso reparte en sus más mil metros cuadrados construidos tres plantas y un sótano. La consultora asturiana estará instalada en la última planta, que se reparte en 223 metros cuadrados. Otra parte del inmueble se pondrá en alquiler. «Somos ambiciosos y la idea es crecer y ocupar todo el edificio. Pero creemos que contar con empresas con base tecnológica solventes que ocupen espacios en nuestras instalaciones nos ayudará a consolidarnos en el Parque. Y aprovecharemos esas sinergias para potenciar nuestro posicionamiento como marca», argumenta el gerente de Castroalonso. En este sentido, mantienen negociaciones con organizaciones con una larga tracción en Asturias. También, con startups en plena expansión.

«En este momento se alinean más que nunca los intereses de todos, empresas, instituciones y administraciones, y creemos firmemente que el tejido empresarial de Asturias es productivo y muy competitivo». Por último, Agustín Castro señala que, aunque no han recibido financiación pública, «opino que aunque no haya ayudas, siempre habrá innovación. Lo ideal es que exista colaboración público-privada. En el equilibrio siempre está la mejor solución».

 

Fotos

Vídeos