Se enfrenta a siete años de cárcel por distribuir droga en Gijón

Se enfrenta a siete años de cárcel por distribuir droga en Gijón

El procesado se hallaba en paradero desconocido, por lo que no fue juzgado en su día junto a otras seis personas involucradas en la llamada 'Operación Tortellini'

EUROPA PRESS

La Sección Octava de la Audiencia Provincial de Asturias con sede en Gijón acogerá este jueves el juicio contra un acusado de tráfico de drogas que fue detenido en el marco de la 'Operación Tortellini' y para el que piden siete años de prisión por un delito contra la salud pública.

También solicita el Ministerio Público para él el pago de una multa de 400.000 euros y que se decrete su expulsión del país por diez años cuando acceda al tercer grado penitenciario.

Se da la circunstancia de que el procesado se hallaba en paradero desconocido, por lo que no fue juzgado en su día junto a otras seis personas involucradas en la misma operación.

Según la información remitida por la Fiscalía, el acusado, de nacionalidad colombiana, está ingresado actualmente en el centro penitenciario de Soto del Real (Madrid).

De acuerdo al relato fiscal, el procesado, junto a los ya condenados por esta misma causa, se dedicaban al tráfico de sustancias estupefacientes, fundamentalmente cocaína, desde al menos noviembre de 2015. La droga era adquirida en Madrid y distribuida posteriormente en Gijón.

En este sentido, el acusado, junto con otro, era el que adquiría la droga mientras que el resto de condenados por este caso la trasladaban en vehículos particulares previamente manipulados para ocultar las sustancias estupefacientes.

Asimismo, el 4 de julio de 2016, se detectó al acusado introduciendo cinco paquetes de cocaína (5.030 gramos en total), en uno de esos vehículos. Posteriormente se trasladaron para hacer entrega del coche a dos los condenados por este procedimiento judicial, de cara a llevar la droga hasta Gijón.

El citado vehículo fue interceptado por la Guardia Civil en el peaje de la Magdalena tres horas más tardes. Los agentes procedieron a la detención de los ocupantes y a intervenir la droga que transportaban, y que hubiera alcanzado un valor en el mercado ilícito de más de 216.700 euros.

El procesado, que no tiene arraigo en el país, había sido condenado en 2016 por un robo con fuerza, aunque la condena quedó suspendida por ser inferior a dos años.