El escanciado del primer culín en Río Astur abre la X edición de Gijón de Sidra

José Ángel, de Río Astur, ofrece el primer culín de Gijón de Sidra. /  D. A.
José Ángel, de Río Astur, ofrece el primer culín de Gijón de Sidra. / D. A.

ÁNGELA RODIL.

El pistoletazo de salida de la décima edición de Gijón de Sidra tuvo lugar ayer con el escanciado del primer culín en Río Astur, sidrería ganadora de la pasada edición por tener «la mejor cazuelina de todas y una sidra muy prestosa». Así lo destacaba ayer José Ángel Fernández, dueño del local, con el caldo del llagar Cabañón, ganador asimismo de la pasada edición. Acudieron José Antonio Migoya, secretario de la Fundación de la Caja Rural de Gijón; Daniel Ruiz, de Sidra de Denominación de Origen; Iván de la Plata, CEO de Fenicia Marketing; y Jorge González-Palacio, gerente de Divertia. Este último calificó Gijón de Sidra como «uno de los eventos más importantes del año debido a la alta participación de sidrerías y llagares». Además, «pone en valor algo tan importante para nosotros que forma parte del eje del plan estratégico de turismo para Gijón y ayuda a desestacionalizarlo», añadió. Con más de 70 palos, 42 llagares y 45 sidrerías participantes, el certamen se prolongará hasta el 21 de octubre. «Queremos superar las 104.000 botellas del año pasado y llegar a las 110.000», destacó De la Plata, quien ilustró que los cascos llegarían alineados de Gijón a Nava pasando por Villaviciosa.

 

Fotos

Vídeos