La Escuela de Hostelería se abre a la cultura sidrera

María José Fernández. /  PAÑEDA
María José Fernández. / PAÑEDA

Inaugura el martes el Aula de la Sidra para formar a profesionales desde los tipos de manzana hasta la forma de servirla

MARCO MENÉNDEZ GIJÓN.

El Centro Integrado de Formación Profesional de Hostelería y Turismo de Gijón iniciará el próximo martes un nuevo camino centrado en la cultura sidrera. Inaugurará el Aula de la Sidra, que tiene como objetivo la «formación y divulgación de la sidra en sus enseñanzas regladas y en la formación para el empleo», según la directora del centro, María José Fernández.

Además de poner en valor la bebida asturiana tradicional, en la Escuela de Hostelería se quiere formara a los futuros profesionales del sector de manera que se reconozca su labor. Por ello, en este nuevo espacio, además de la enseñanza del análisis organoléptico de todo tipo de bebidas y productos, se potenciará el estudio de la sidra en todas sus dimensiones, desde los diferentes tipos de manzana que se utilizan en su elaboración, hasta las distintas clases de sidra que existen, pasando por los métodos de elaboración, el análisis organoléptico y el modo de servirla.

Además, el Aula de la Sidra estará abierta a la sociedad, tanto a aquellos profesionales dedicados a la elaboración de sidra como a los productores de manzana, los empresarios de hostelería y los integrantes de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Sidra de Asturias, además de a los colectivos que demanden una formación específica sobre este asunto.

La directora del centro ha mostrado su confianza en que esta iniciativa sea «el germen de futuros profesionales que ayuden a mejorar la hostelería de nuestra región», pero también que sirva para que sean más reconocidos tanto en Asturias como fuera de la región.

Esfuerzo

El centro ha tenido que hacer un esfuerzo importante para sacar adelante este proyecto y para ello ha creado un 'aula singular' polivalente en la que también se podrán llevar a cabo otros usos, como, por ejemplo, el ciclo formativo de panadería, repostería y confitería, así como el taller-tienda en el que desde hace años los alumnos ofrecen los productos que elaboran durante su formación.

En la creación del Aula de la Sidra, la Escuela de Hostelería ha recibido el apoyo de las consejerías de Educación y Empleo del Principado, del Servicio Público de Empleo y de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Sidra de Asturias.

Esta iniciativa coincide con la campaña que impulsa el Principado de Asturias para conseguir que la cultura sidrera sea declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco, iniciativa a la que se ha sumado la Escuela de Hostelería y que el Aula de la Sidra sirva como «nuestro pequeño grano de arena».