120 euros de multa por robar un altavoz

La Sección Octava de la Audiencia Provincial ha ratificado la sentencia dictada por el juzgado de Instrucción número 2 por la que se condenaba a un hombre al pago de una multa de 120 euros por intentar robar un altavoz en un establecimiento comercial de Gijón. Fue sorprendido por un vigilante de seguridad cuando introducía el aparato en una manga del abrigo. El procesado mantuvo su inocencia y aseguraba que había cogido un refresco.